Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de septiembre, 2018

Vlado Mirosevic: cómo es vivir en el Frente Amplio siendo un diputado que condena la violación de los DD.HH. en Venenzuela, Nicaragua y Cuba

Autor:

Bastián Garcés

"No variaré mi posición de denuncia a los atropellos a los derechos humanos, antes prefiero ser censurado", explica el legislador del Partido Liberal, respecto a los cuestionamientos que ha recibido al interior del bloque. El representante de Arica, que lidera la comisión de RR.EE. en la Cámara, realiza un balance sobre los aciertos y errores del primer semestre del FA en el Congreso.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El próximo lunes la bancada del Frente Amplio cumplirá seis meses en el Congreso. De los 20 diputados y un senador que el conglomerado obtuvo en las elecciones, solo tres tenían un período previo en el hemiciclo. Uno de ellos es Vlado Mirosevic, representante del Partido Liberal (PL). El legislador por Arica y Parinacota es un “díscolo” al interior del bloque en materia de derechos humanos. No ha dudado en criticar a los regímenes de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

Horas después de la publicación de esta entrevista, el diputado del Partido Liberal renunció a la presidencia de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara. En su declaración señala que esta semana la mesa nacional del FA resolvería su continuidad en la instancia legislativa. “Se me acusa de defender los derechos humanos, a pesar de las presiones no estoy dispuesto a negociar mis convicciones en materia de derechos humanos y democracia, menos aún continuar tolerando presiones y cuestionamientos de algunos grupos que han relativizado el valor de los derechos humanos”, indicó el congresista.

Mirosevic calificó, a principios de año, al gobierno cubano como una dictadura y al venezolano como una “mierda”, lo que motivó que el Partido Igualdad, que también integra la coalición, escribiera una carta pública en rechazo a sus declaraciones por “considerarlas ofensivas, mentirosas y que desconocen u omiten maliciosamente una serie de hechos ampliamente documentados”. En ella, tildaban al diputado de “irresponsable” por realizar comentarios “sabiendo que tensiona innecesariamente al Frente Amplio y que son minoritarias dentro del conglomerado”.

Pero eso no lo afectó. Luego de asumir como presidente de la comisión de Relaciones de la Cámara Baja, señaló que Cuba y Venezuela “no son democráticos y que se han instaurado regímenes cuestionables”.

Otro punto con el que el legislador generó roces al interior del FA, sucedió a fines de marzo cuando integró la comitiva chilena que viajó a La Haya para respaldar la postura del país durante los alegatos de la demanda marítima boliviana. “En el Frente Amplio no hay una postura común en esta materia. La mayoría estamos de acuerdo con la posición chilena, como lo ha expresado mi partido, el Partido Liberal, lo expresó también Revolución Democrática hace algunos días”, explicó entonces el cientista político. Pese a esto, al interior del bloque no fue bien recibido que Mirosevic integrara la delegación, ya que algunos integrantes consideraron que la posición de su partido en esta materia era “minoritaria”.

La tensión volvió a generarse por Nicaragua, ya que el legislador ha sido uno de los más críticos respecto a las violaciones que ha cometido el gobierno de Daniel Ortega. “El gobierno sandinista a todas luces está violando los DD.HH. y sería interesante una misión observadora”, comentó Mirosevic hace un mes.

La visión que ha tenido el legislador en materia de violaciones a derechos humanos en regímenes de izquierda generó que el Movimiento Democrático Popular (MDP), que forma parte del FA, solicitara en agosto su salida de la comisión de RR.EE. la Cámara de Diputados. “Creo que está abusando de esa confianza al intentar desde allí imponerle al FA su agenda internacional, la que, además, es minoritaria en el conglomerado”, argumentó Esteban Silva, representante del MDP.

“No variaré mi posición de denuncia a los atropellos a derechos humanos, antes prefiero ser censurado”, sostiene en conversación con “El Líbero”, el diputado del Partido Liberal que apoyó a su par del Movimiento Autonomista, Gabriel Boric, cuando llamó a la izquierda a no tener “doble estándar” en materia de DD.HH.

Sobre este tema, y un balance del primer semestre del FA en el Congreso, Mirosevic se refiere en profundidad.

-El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp (Movimiento Autonomista) señaló que “la instalación del Frente Amplio en el Congreso ha tenido una duración excesiva”. Dentro del FA usted es uno de los que lleva más tiempo como diputado, ¿comparte este diagnóstico?

-Depende de cómo se mire y de las expectativas. No es para tanto. Hay Frente Amplio recién hace un año y meses, enfrentamos una elección presidencial y parlamentaria y ahora una presencia importante en el Congreso. Desde ese punto de vista ha sido una instalación muy exitosa. Mi presencia en el Congreso, si bien lleva un poco más de tiempo, fue inicialmente fruto de un esfuerzo propio del Partido Liberal. Ahora estos esfuerzos confluyen en una coalición.

-¿Cuáles han sido los aciertos y desaciertos del FA en el Congreso?

-En realidad es un aprendizaje, recién llevamos 6 meses como bancada. Muchos ni siquiera nos conocíamos, por lo que armar un equipo se toma su tiempo. Dentro de los aciertos menciono nuestro proyecto de eutanasia que por primera vez en la historia del Congreso logró ser aprobado en primera instancia. Dentro de los desaciertos mencionaría haber realizado la acusación constitucional contra el ministro de Salud, Emilio Santelices, sin tener una coordinación previa con el resto de la oposición. Nos faltó coordinación.

Es muy temprano para especular (alianzas con la ex NM). El Frente Amplio está en un proceso de consolidación y ese es el eje que estamos construyendo”.

-¿Hay alguna posibilidad de generar una alianza electoral, político o programático con la ex Nueva Mayoría? ¿Con qué partidos de ese sector han tenido mayores confluencias?

-Es muy temprano para especular. El Frente Amplio está en un proceso de consolidación y ese es el eje que estamos construyendo. Hay, por supuesto, coincidencias con otros partidos fuera del FA, y los valoramos, como el apoyo del PPD y el PS al proyecto de eutanasia. Pero esas coordinaciones frente a causas comunes no significan un acuerdo electoral.

“No variaré mi posición de denuncia a los atropellos a derechos humanos, antes prefiero ser censurado”

-En algunos aspectos el Frente Amplio no ha tenido una postura común, como por ejemplo, respecto a la solicitud de la destitución del Fiscal Nacional o en condena a violaciones a derechos humanos, ¿cómo repercute en el proyecto político de la coalición?

-Las coaliciones no son monolíticas y es perfectamente válido que tengan posturas disímiles en algunos puntos. Así sucede con todas las coaliciones políticas del mundo. Ahora, ya antes hemos dicho que hay temas donde debemos tener posiciones comunes y por los liberales hemos hecho un llamado a que todos los dirigentes del Frente Amplio suscriban un compromiso amplio por los derechos humanos. Esto no puede ser relativizado. La declaración de los derechos humanos se llama “universal” precisamente porque se trata de un acuerdo absoluto, no ajustable a realidades política particulares. La derecha chilena también debería aprender eso.

-Sobre este punto en particular, el diputado Gabriel Boric fue criticado por sus declaraciones en las que instó a la izquierda a condenar las violaciones a derechos humanos en Cuba y Venezuela, ¿qué análisis hace de aquello?

-Reitero lo que he dicho. Muy bien Gabriel, esa definición es fundamental. Muy bien. Al interior del Frente Amplio podemos tener diferencias internacionales y simpatías distintas por gobiernos extranjeros, pero nadie puede relativizar los derechos humanos. Cuando un Estado viola estos derechos fundamentales, debe existir un rechazo unánime.

-A mediados de agosto vino al país una delegación de jóvenes nicaragüenses a denunciar las violaciones a DD.HH. bajo el gobierno de Daniel Ortega. En una charla realizada en el Museo de la Memoria fueron agredidos por adherentes a Ortega, ¿faltó un rechazo más fuerte por parte del FA?

-Muchos hicimos un repudio muy duro y frontal contra esa agresión. Esa misma delegación luego la recibimos en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara y estaban muy golpeados por la experiencia. Ahora, lo relevante es que exista un acuerdo de que cuando uno cree en la defensa de los derechos humanos, se trata de una creencia sin fronteras.

Al interior del Frente Amplio podemos tener diferencias internacionales y simpatías distintas por gobiernos extranjeros, pero nadie puede relativizar los derechos humanos. Cuando un Estado viola estos derechos fundamentales, debe existir un rechazo unánime”

-Hay sectores del FA que defienden a Venezuela y Nicaragua, por ejemplo, la diputada Claudia Mix señaló que no cree que existen violaciones a derechos humanos en estos países. ¿Cómo se puede lograr un consenso en este tema?

-Conversando, debatiendo, dialogando… el mismo camino que hemos seguido para construir el Frente Amplio y que nos ha llevado a ser una fuerza importante y necesaria en Chile.

-El Partido Liberal abandonó el grupo de relaciones internacionales del FA y acusó que ese equipo relativiza los derechos humanos si el victimario es de izquierda. ¿El PL no pierde una capacidad de incidir en el FA al tomar esta decisión?

-Nosotros no buscamos tener poder de incidencia, buscamos que haya consenso en la necesidad de que se respeten los derechos humanos. Y nos indigna cuando alguien relativiza los derechos humanos, por lo mismo fuimos tan duros en contra del ex Ministro Rojas.

Personalmente, mi posición en defensa de los Derechos Humanos no la cambio un milímetro por presiones de nadie”

-Esteban Silva, del Movimiento Democrático Popular, pidió en la Mesa Nacional del FA que se analizara su presidencia de la Comisión de RR.EE. de la Cámara. ¿Cómo se solucionan estas diferencias tan marcadas en temas esenciales al interior de su coalición?

-Personalmente, mi posición en defensa de los Derechos Humanos no la cambio un milímetro por presiones de nadie. Será la mesa nacional del FA la que deberá resolver esta situación, pero tal como lo he dicho, yo no estoy dispuesto a variar mi posición al respecto. Y si eso trae problemas o incomoda a alguien, entonces, la mesa nacional está en toda facultad de ratificarme o censurarme, pero yo no variaré mi posición de denuncia a los atropellos a derechos humanos, antes prefiero ser censurado.

“Morales tendrá grandes dificultades porque Bolivia siempre sostuvo que el río Silala era un río internacional”

-El viernes pasado Bolivia presentó la contramemoria por el caso Silala, tras pedir dos meses de plazo, y anunció una contrademanda. ¿Cómo ve este proceso?

-Chile tiene toda la razón en este caso. Realmente no sé cómo Evo Morales justificará su posición. ¿Qué evidencia científica puede demostrar que las aguas del río Silala no corren naturalmente hacia Chile? Ninguna. Realmente Morales tendrá grandes dificultades porque Bolivia siempre sostuvo que el río Silala era un río internacional, solo cambiaron de posición a fines de la década del 90. Pero siempre ellos lo reconocieron en su cartografía y en sus declaraciones diplomáticas.

-Este 1 de septiembre asumió la ex Presidenta Michelle Bachelet como Alta Comisionada de DD.HH., usted que ha sido bastante activo en condenar las violaciones que ocurren en países como Nicaragua y Venezuela, ¿qué rol espera que tenga la ex Jefa de Estado?

-El gobierno de Bachelet, a través de su canciller Heraldo Muñoz, fue bastante claro en condenar la violación de Derechos Humanos en Venezuela. Al inicio se ofreció Chile como mediador, pero al fracasar las conversaciones entre gobierno y oposición, Chile tomó una posición de condena clarísima. Lo cual celebré y me consta los esfuerzos de Muñoz con el Grupo de Lima. Creo que Bachelet tomará una posición en la misma línea como Alta Comisionada de Derechos Humanos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: