Gastronomía es presentado por:
Publicado el 17 de mayo, 2018

La Cabrera, parrilla argentina en Santiago

Autor:

Rodrigo Martínez

Hace poco se inauguró en la capital una sucursal de este exitoso restaurant bonaerense. Aquí la carne de angus es la especialidad.
Autor:

Rodrigo Martínez

La cocina argentina es un cruce virtuoso entre proteínas animales y consortes de la huerta con un indudable toque italiano y español. Una cocina que tiene sus súmmum en la parrilla, el fuego y su magia transformadora. Recientemente entró en operaciones La Cabrera en Santiago. La marca tiene a su haber condecoraciones como figurar entre los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica. Algo que anuncian en carta como preseas de los listados concernientes a los años 2013, 2014, 2015 y 2016. Aunque las credenciales engrosan las expectativas del comensal, acá hay elementos que nunca fallan. Una suerte de tándem entre sala y fogones, equilibrio entre la experiencia que se suscita sobre la mesa y la que se desata en el paladar.

El servicio. Un aspecto en la que los modelos extranjeros de nuestros vecinos (Argentina, Perú y cada vez más Uruguay) nos arrebatan toda clase de trofeos. En este caso, se trata de un servicio canchero, preciso, con la distancia justa para no incomodar al comensal, atentos, con una visión 180°, con muñeca para tratar a los más chicos de la casa, memoriosos con los pedidos de mesas grandes  y que hacen del protocolo y la coreografía que debe manejar todo restaurante un  pilar fundamental que les resulta casi natural.

El menú. Para su puesta en marcha la cocina contó con la supervisión del cocinero y alma de La Cabrera bonaerense, Gastón Riviera. Los cortes de carne son de la variedad Angus, entre 400 y 800 gramos las porciones de cortes como el Ojo de Bife o el Bife de Chorizo Large (800 grs., $30.900, pero que pueden compartir hasta tres), una perfecta EntrañaAsado de centroMatambrito de cerdo. Las carnes vienen acompañadas de salsas (en la foto), esos contornos a la proteína que son todo un detalle. Porque los contornos son en sí una danza de sabores sobre la base que es una carne perfectamente asada y que llega  a la mesa al punto de cocción solicitado. Además, hay buenas entrantes muy porteñas como Mollejas, una golosa Provoleta con tomates deshidratados y albahaca, pastas y postres que honran al dulce de leche con justicia. Atentos con esta parrilla que debuta en Chile, pero no tiene nada de cachorra.

La Cabrera. Alonso de Córdova 4263, Vitacura (ver mapa). Tel. 22792 7967 y Cel. 9 3236 1687. Reservas a través de la web www.lacabrerachile.cl