Panoramas es presentado por:
Publicado el 26 de abril, 2018

Internacional: Moda y Catolicismo en el Met de NY

Autor:

Pía Orellana

Desde el 10 de mayo y hasta el 8 de octubre se podrá visitar “Heavenly Bodies, Fashion and the Catholic Imagination”, la exposición que muestra la influencia de las imágenes y la fe católica en diseñadores de moda. Si está en Nueva York entre esas fechas, no deje de verla: el Vaticano prestó vestimentas y accesorios que abarcan 15 papados y entre los vestidos exhibidos hay piezas de Balenciaga, Dolce & Gabbana y Versace.
Autor:

Pía Orellana

Es cierto: la cara más visible de la exhibición que cada año –y desde 1946- organiza el Costume Institute del Metropolitan Museum of Art (Met) es su Gala. Se hace el primer lunes de mayo, antes de la inauguración de la muestra, y el objetivo es reunir fondos para el funcionamiento del museo. Es LA fiesta del año: cientos de celebrities desfilan por la alfombra roja diseños de alta costura. Hoy es Beyoncé, J Lo y Gigi Hadid, pero antes fueron Jackie Kennedy y la princesa Diana.

Pero vamos a lo importante. Lo que subyace detrás de los flashes es un evento cultural de gran magnitud y que tomó al menos dos años en desarrollarse; es, además, el show más grande que ha tenido el Costume Institute del Met, y el Met en sí. “Heavenly Bodies, Fashion and the Catholic Imagination” es una exposición que se montará en dos sedes del museo, en el Met Fifth Avenue y Met The Cloisters, y está pensada para que el público vaya de una a la otra, cual peregrinación.

La exposición propone un diálogo entre la moda y las obras de arte medieval que forman parte de la colección del Met para examinar la influencia de las prácticas de devoción y las tradiciones de la Iglesia Católica. Además, más de 40 obras de arte (entre las cuales hay vestimentas y accesorios papales) viajaron desde la Capilla Sixtina para subrayar la influencia de las vestimentas litúrgicas en los diseñadores; muchas de ellas nunca han sido vistas fuera del Vaticano.

De acuerdo a lo explicado por, Andrew Bolton, Wendy Yu Curator in Charge del  Costume Institute, la mayoría de los diseñadores cuyos trabajos están expuestos en “Heavenly Bodies” fueron criados o educados en la fe católica y en su momento tuvieron que crear prendas para uso religioso. Cristóbal Balenciaga, por ejemplo, diseñó de muy joven túnicas para un importante coro español, el Orfeón Donostiarra (fundado en el siglo 19). Yves Saint Laurent, en tanto, también católico, le hizo el vestido y la manta de oro a la Virgen del Rocío de una parroquia parisina (la imagen es del siglo 16). Por otra parte, la estética simple y recortada de Coco Chanel, junto con su paleta de colores blanco y negro, está inspirada en los hábitos de las monjas que la criaron en un orfanato católico francés.

“Como curador uno siempre está interesado en lo que hay detrás de la creatividad y del impulso creativo”, dice Andrew Bolton. “Y lo que me ha impactado es cómo la religión –el catolicismo en particular- ha realmente modelado la mente de estos diseñadores con una riqueza de imágenes, una tradición en el relato y la visión del mundo a través de una metáfora. Yo espero que, sin importar la fe, esta exposición provoque en cada persona una reflexión acerca de si la religión ha tenido una influencia o no en el propio desarrollo creativo”.

Las vestimentas y accesorios del Vaticano se podrán ver en las galerías del Anna Wintour Costume Center en el Met Fifth Avenue, sede principal del museo. Entre ellas  hay una tiara ovalada compuesta por tres coronas, que fue un regalo de la Reina Isabel II de España al papa Pio IX; contiene unas 19 mil piedras preciosas, la mayoría de ellas diamantes. También hay una mitra muy alta y pesada que fue un regalo al Papa Pío XI de Benito Mussolini y conmemora el Pacto de Letrán de 1929. La última vez que el Vaticano prestó tal magnitud de cosas fue para otro show del Met, en 1983, llamado “The Vatican Collections”; fue la tercera exposición más vista en la historia del museo.

En la sección bizantina habrá piezas de Dolce & Gabbana, Christian Lacroix y Gianni Versace, inspiradas en la Iglesia Bizantina.

El Met The Cloisters presenta diseñadores inspirados por órdenes monásticas, como Madame Gres, Balenciaga, Claire McCardell y Geoffrey Beene.

 

FOTO: FRAGMENT OF A FLOOR MOSAIC WITH A PERSONIFICATION OF KTISIS. COURTESY OF THE MET.