Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 26 de abril, 2018

‘Basada en Hechos Reales’: El nuevo laberinto de Polanski

Autor:

Pía Orellana

Tomando la novela de Delphine de Vigan, el director polaco sigue los pasos de una exitosa escritora en sequía creativa y la relación que establece con una admiradora, también escritora, que empieza a controlar su vida… y a suplantarla.
Autor:

Pía Orellana

Es muy probable que luego de ver esta película, salga del cine sin tener muy clara la historia. El suspenso de Roman Polanski –que sigue filmando a los 84 años desde su refugio en Francia- envuelve los límites de ficción y realidad en una historia alambicada. El original llamado “Basada en Hechos Reales” es una novela de Delphine de Vigan, que derivó en el guion de Olivier Assayas para lo que se cataloga como un auténtico film de cámara: la protagonista en poco más de dos locaciones.

El relato sigue los pasos de una exitosa escritora, Delphine (interpretada por la talentosa esposa de Polanski, Emmanuelle Seigner), y la preciosa Elle (Eva Green), una fan que se convierte en su forzada amiga/confidente. Se conocen en una de esas típicas sesiones de firma de libros, aburridas y cansadoras, hasta que esta admiradora –Elle/Ella- le pide el autógrafo y la deja enganchada con sugestivas afirmaciones que guiarán el inicio de su relación. Fricción femenina muy perturbadora.

Delphine sufre lo que se conoce como “síndrome de página en blanco”: debe comenzar un nuevo libro, pero está en sequía creativa, lo que la hace en extremo vulnerable a la seducción e intromisión de Elle (también escritora, pero de biografías ajenas de famosos), que adquiere cada vez mayor protagonismo en su vida y en sus decisiones. Comienza la suplantación. Luego Delphine, ya desestabilizada, entiende el juego y es ella quien tratará de poseer a Elle. Comienza el riesgo.

Polanski afirmó en Cannes que “uno de los desafíos de la película era lograr una representación interesante del juego de espejos entre realidades y ficciones que es, en definitiva, el corazón del relato”. Así, para cuando termina la película -en otra sesión de firma de libros-, no tenemos certeza de lo ocurrido, ni de la ganadora, ni de cuáles fueron los  “hechos reales” en los que se basó la historia.

Lo que podría haber sido un excelente film explorando la fragilidad de una novelista atormentada por su soledad y cierto abandono, que sucumbe a la manipulación de una suerte de alter ego imaginado, pierde fuerza con los clichés del thriller: la protagonista arrastrándose por el barro con una pierna inmovilizada, sobreviviente de un envenenamiento… too much. Está lejos del impecable trabajo de Polanski en “El escritor oculto”.

Buena. 110 minutos. En todos los cines.