Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 09 de agosto, 2018

“Animal”: Sangre fría, de frigorífico

Autor:

Virginia Araya

Del director Armando Bo, la película cuenta la historia de un hombre que se debe someter a un urgente trasplante de riñón... que no tiene. Un camino de impotencia, desesperación, destrucción, irracionalidad, crimen.
Autor:

Virginia Araya

Más que “Animal”, esta película debió llamarse “Instinto Animal”, ese de sobrevivencia, puro y duro. El que experimentamos cuando una situación límite viene a nuestro encuentro y saca lo peor o mejor que tenemos oculto. Así es esta cinta argentino-española, calificada por un crítico bonaerense como un “thriller desesperante” del director Armando Bo (El último Elvis).

La historia parte piola: un matrimonio cincuentón con dos hijos adolescentes y una guagua, en una linda casa en Mar del Plata. Una familia de buen vivir y bien avenida, hasta que el padre, Antonio (Guillermo Francella), gerente de un frigorífico de carne, hace crisis con sus diálisis y debe enfrentarse a un urgente trasplante de riñón. Su hijo se ofrece como donante pero… ¡escapa!

A someterse entonces a una lista de espera que no corre. Va a morir si no busca otra solución. Y lo hace calculando, sin elevar el tono de voz, minucioso en sus movimientos. ¿Cómo va a ser tan difícil comprar un riñón –se pregunta Antonio- si se puede comprar todo lo que quiere, si es un buen tipo?

De ahí en adelante la película asfixia; Antonio busca todos los caminos posibles para conseguir el riñón pero no fluye. Al contrario, aparece como única esperanza un vagabundo repugnante, Elías (Federico Salles, notable), junto a su pareja Lucy (Mercedes De Santis), ambos insoportables y ambiciosos. Viven de okupas y no tienen nada que perder.

La salida se tuerce en un trato maquiavélico -literal-, dando mil vueltas insospechadas. Impotencia. Desesperación. Destrucción. Irracionalidad. Crimen.

¿Qué habríamos hecho en su lugar? ¿O en el lugar de su esposa Susana (Carla Peterson)? ¿O en el de su amigo? ¿Vale la vida de alguien los ahorros de años? ¿Mi egoísmo es más importante que el tuyo? Reflexiones que nos angustian hasta un final resuelto con mucha prepotencia. Todo un proceso de descomposición humana. De todos.

Para sufrir y empatizar con estas especiales listas de espera y convertirnos en donantes. Francella, quizás en su rol más oscuro.

112 minutos. En todos los cines. Vea el trailer aquí.