Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 05 de abril, 2018

“2 Noches Hasta Mañana”: El Poder de la Ternura

Autor:

Pía Orellana

Una mujer y un hombre se conocen en un hotel en Vilna, Lituania, y tienen un romance que va revelando poco a poco sus historias, personalidades y mentiras. Ella tiene una vida tormentosa y debe decidir entre seguirlo o volver a París.
Autor:

Pía Orellana

Pocas veces tenemos la oportunidad de ver películas finlandesas. De hecho ésta, “2 Noches Hasta Mañana”, es de 2015. Su contexto: un colapso aéreo producto de una erupción volcánica, como aquel ocurrido en 2010, cuando media Europa quedó aislada  por la nube de cenizas del volcán islandés Eyjafjallajökull, que anuló miles de vuelos en 18 países, “afectando los planes de viaje de millones de pasajeros”, como informaba la prensa.

Tal cual, porque en “2 noches hasta mañana” (“2 yötä aamuun”, Finlandia-Lituania), dirigida y escrita por Mikko Kuparinen, se alteran los planes de una arquitecta francesa, Caroline (Marie-Josée Croze, antes en “Invasiones Bárbaras” y “Calvario”), quien resulta detenida en Vilna, capital de Lituania, a la espera de su vuelo de regreso a París al día siguiente. En el hotel donde decide pasar la noche, hace click con otro huésped en el bar: un hombre joven y  atractivo, Jaakko (Mikko Nousiainen), con el que intercambia coquetas miradas, hasta que él da el primer paso para compartir una copa de vino y ella se excusa aduciendo que no habla inglés. Pero la atracción es más fuerte y no es impedimento para que se vayan de carrete y luego pase lo que tiene que pasar. Algo así como “no quiero, pero bueno ya”. Ambos también volcanes a fin de cuentas.

No hay datos de la existencia de ninguno, ni diálogos sustanciosos -gran diferencia con la saga de “Antes del Amanecer”-, ni emociones; son europeos del primer mundo, no latinos. Sorpresivamente nos enteramos de una de las mentiras de Caroline y comenzamos a dibujar la extraña personalidad de esta arquitecta que diseña salas de espera de aeropuertos. Nos enteramos también que su regreso a París es casi no deseado. Y nos enteramos que… ya lo descubrirán.

Jaakko se nos muestra al revés, sin intenciones de esconder nada; se limita a aceptar y contener los misterios de Caroline, que hace todo lo posible por tapar su vulnerabilidad con su éxito profesional. Jaakko escucha y contiene desde su caballerosidad. Escucha y abraza. Acepta, mientras desvela su mundo: un DJ finlandés exitoso, un fracaso matrimonial, una hija pequeña.

La nube volcánica continúa, Caroline debe quedarse otra noche más y, a pesar de toda su resistencia, Jaakko la va derribando sin juzgar, sólo con ternura y presencia. Imposible entonces no cuestionarse sobre su vida, sobre su asfixiante relación de pareja y sobre su promiscua vida sexual. Cuando finalmente comienza a despejar su propia nube de cenizas, debe decidir si tomar su vuelo a París o acompañarlo a Dubai en su gira musical, pero ya como una nueva Caroline.

Muy buena. Diferente. 90 minutos. Cine Planet.