COLUMNAS DE OPINIÓN

Carlos Oyarzún

El TC hizo un claro estudio sobre la objeción de conciencia, expresando que ésta puede ser ejercida por personas naturales o jurídicas, que no puede estar sujeta a condiciones y que se encuentra amparada intrínsecamente en el artículo 19 Nº6 de la Constitución, que establece la libertad de conciencia. ¿Qué es, si no una condición limitante, el hecho de prohibir celebrar convenios en materia de ginecología y obstetricia a las instituciones privadas que sean objetoras de conciencia?
Seguir leyendo