Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 23 de marzo, 2018

Comentario: Claudio se puso bravo…. Y Jadue en Miami

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Cuando en una institución se pierde la jerarquía y empiezan a mandar y dar órdenes, los que tienen que obedecerlas, la cosa no funciona, produciéndose al corto plazo un deterioro en las relaciones entre sus miembros. Este es el caso de la ANFP, que involucra la administración anterior de Sergio Jadue, la actual comandada por Arturo Salah y el capitán de la roja, Claudio Bravo.
Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuando en una institución se pierde la jerarquía y empiezan a mandar y dar órdenes, los que tienen que obedecerlas, la cosa no funciona, produciéndose al corto plazo un deterioro en las relaciones entre sus miembros. Este es el caso de la ANFP, que involucra la administración anterior de Sergio Jadue, la actual comandada por Arturo Salah y el capitán de la roja, Claudio Bravo.

Las condiciones futbolísticas del golero están fuera de toda discusión, por algo lleva 12 años jugando en Europa, en clubes como el Barcelona y el Manchester City, lo que constituye un gran mérito. Fue titular indiscutido por 10 años, con 119 partidos defendiendo nuestra selección, además de ser su capitán. Esto se lo agradecemos y valoramos enormemente a Claudio.          

Para entender la actitud de Claudio Bravo, de no participar en este par de amistosos de Chile en Europa, hay que inevitablemente hacer un poco de historia y caer en Sergio Jadue. El calerano en el año 2015 renunció a la presidencia de la ANFP, viajó a Miami por un acuerdo con el FBI para colaborar con las investigaciones de corrupción en la FIFA. Jadue se declaró culpable de los cargos, por lo cual obtuvo una rebaja en la condena, pagando una fianza de US $1 millón de dólares. 

Sergio Jadue, como presidente de la ANFP, consentía todos los “caprichos” y demandas de algunos jugadores (sobre todo los titulares) encabezadas por Claudio Bravo. La cercanía del presidente con el capitán era evidente. A tal punto que, en su oportunidad en el año 2014, Bravo lideró la idea que los premios de la roja se repartirían por los minutos jugados en cancha por cada jugador, con lo cual los suplentes no recibirían “niuno” o muy poco. Esto era totalmente arbitrario e injusto, afortunadamente después de muchas reuniones se arregló el tema. En mis años de dirigente, jamás viví una situación parecida. Los premios se repartían, por partes iguales a los 23 jugadores que integraban el plantel. Los valores que se pactaron con Jadue fueron uno de los tres más altos del mundo, con cifras no acordes a la realidad de nuestro fútbol. Jadue, para ganar tiempo, dejaba hacer, para que lo dejaran hacer a el… y así todos contentos. Esta situación dejo muchos “heridos” en el plantel.                                                   

Cuando Claudio Bravo se va del Barcelona al Manchester City, también se niega a participar en los amistosos de la selección, argumentando que estaba de lleno, trabajando para aclimatarse en Inglaterra y a su nuevo club. Esta actitud revela la frialdad en sus decisiones.   

Otro episodio fue el año pasado en la Copa Confederaciones, jugado en Rusia dejó “tirado el equipo” y partió a Barcelona, para arreglar temas de impuestos con la justicia española, pudiendo haber postergado la audiencia. Primaron sus intereses personales, antes que los de Chile.

Negarse a jugar por la selección, de por si es malo, hace ruido y pone en duda el patriotismo del que se niega. Los “porque” quedan en un segundo plano. Claudio Bravo, aunque tenga razón, en pedir tal o cual persona, como preparador de arqueros, porque a él le sirve, muestra una pequeñez y un egoísmo tremendo. Por todo lo anterior dicho, no es de extrañar que en esta oportunidad nuevamente digiera, no. 

Arturo Salah, tomo la decisión correcta al respaldar al nuevo técnico Reinaldo Rueda, que empieza bien al mando de la Selección, no aceptando la presión del golero nacional, y dando una señal de autoridad. Tengo la certeza que hay muchos contentos en la selección, con la ausencia de capitán o del ex capitán. En un futuro, dudaría mucho volver a convocarlo. A Bravo, esta vez, no le resulto ponerse tan Bravo…                                            

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: