Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 06 de agosto, 2018

Columna de “el Caddie Nerd”: Living Golf

Autor:

El Caddie Nerd

Para mí, que llevo muchos años desempeñándome como caddie, es un desafío comentarles lo que ocurre en el mundo del golf dentro y fuera de los campos. Y con mucho gusto lo estaré haciendo semana a semana. Es que en el golf están pasando muchas cosas, y de ellas, por supuesto, es el caddie el primero que se entera.
Autor:

El Caddie Nerd

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Quiero comenzar agradeciendo a El Líbero la tribuna que le da a este caddie para comentar sobre esta pasión que cobra cada vez más adeptos. Aunque con la televisión y el magnetismo de algunas figuras la práctica del golf en el mundo (y también en Chile) se ha multiplicado en las últimas décadas, el golf es un juego muy antiguo. Sus primeras manifestaciones datan del siglo XV en el norte de la isla de Gran Bretaña donde los jugadores recorrían una distancia, ida y vuelta, pegándole con un palo a una pelotita en agrestes terrenos, usualmente a la orilla del mar, dando lugar a canchas que hoy conocemos como links. En 1744, en Escocia, se fundó la primera asociación de jugadores, y en 1754, también en Escocia, nace The Royal and Ancient Golf Club of St. Andrews, organización desde donde, hasta el día de hoy, se han determinado las reglas del juego.

A propósito, una vez un jugador me preguntó por qué la ronda de golf se juega a 18 hoyos. Esa pregunta no me la había hecho y lo que pude averiguar es que, si bien no hay claridad al respecto, los 18 hoyos datan de la configuración definitiva que tomó hacia el año 1764 el Old Course de St Andrews, no solo el campo más conocido sino también el más antiguo de Escocia y -aunque no hay registros oficiales- probablemente del mundo.

Para mí, que llevo muchos años desempeñándome como caddie, es todo un desafío poder comentarles, desde mi particular mirada, lo que ocurre en el mundo del golf dentro y fuera de los campos. Y con mucho gusto lo estaré haciendo semana a semana. Es que en el golf están pasando muchas cosas, y de muchas de ellas, por supuesto, es el caddie el primero que se entera.

Para entender por qué un caddie deriva en columnista hay que poner atención en que los procesos de automatización que se viven en el mundo del trabajo no son ajenos al golf; el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a este deporte nos sorprenden con nuevos implementos de juego cada vez más livianos; asimismo, el surgimiento de diversos tipos de carros, como aquellos que se manejan a distancia o algunos que hemos conocido en videos que son tan sorprendentes que permiten sobrevolar los campos a muy baja altura, no más de un metro, con el jugador y su bolsa de palos arriba. Si a ello le sumamos el desarrollo de programas que entregan enorme cantidad de información no sólo sobre los distintos campos de juego sino también del rendimiento de los jugadores con el beneficio de poder tomar decisiones de juego más informadas. Todo este desarrollo está ocasionando que este antiguo oficio, al menos entre los aficionados, ha ido perdiendo terreno. De ahí, pues, que la urgente necesidad de reinventarme me tiene frente al computador escribiendo esta columna.

Aquí habrá tiempo para hablar de todo lo que rodea al golf, de los diversos torneos que se juegan en las giras más importantes del mundo, de seguir el desempeño de los jugadores nacionales cada vez más activos en dichos torneos. Nos detendremos con especial atención en la naciente figura de Joaquín Niemann, sin duda el más talentoso deportista chileno de la actualidad, con un futuro que lo puede llevar a niveles insospechados, no sólo para el golf, sino para el deporte nacional. Sin exagerar, a la altura de Marcelo Ríos. Tendremos espacio también para contar anécdotas y comentar las historias notables de humanidad y épica deportiva que este deporte nos suele regalar.

Para graficar lo anterior, quiero señalar que el título de esta columna parafrasea al árbitro de fútbol argentino Néstor Pitana, el que recientemente, arbitrando la final del Mundial de Rusia y luego del sorteo de rigor, le deseó suerte a los capitanes de las selecciones finalistas motivándolos con un elocuente “living fútbol”.  Pues bien, ahora que me conocen, solo me resta decir: amigos de El Líbero, living Golf.

 

El Caddie Nerd   

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: