Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 de abril, 2018

Las canas están de moda

Profesora y Licenciada en Historia Mónica Reyes
Esta realidad necesita que nos adaptemos en todos los sentidos y rápido. Los desafíos para el Estado, la sociedad y la empresa son inmensos y nos afectan directa e indirectamente. ¿Estamos preparados?
Mónica Reyes Profesora y Licenciada en Historia
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hoy estamos mirando nuestra vida de forma muy diferente a como lo hicieron nuestros padres, porque la realidad está cambiando. Estamos viviendo más y las herramientas a nuestro alcance para mejorar la calidad de vida se multiplican, para que podamos aspirar también a vivir mejor. La revolución tecnológica provocada por nosotros mismos y construida con nuestra inteligencia está creando esta nueva realidad. Esta “cuarta revolución industrial” es mayor en escala y velocidad, por lo cual no debería sorprendernos que las consecuencias sean rápidas y en gran escala, y tampoco que ella misma dé las respuestas para resolver muchos de los desafíos que el “vivir más” nos plantea.

Cuando la esperanza de vida de los chilenos es de 81 años, según el Banco Mundial y la más alta de Latinoamérica, según la Organización Mundial de la Salud, la proyección de nuestra vida cambia y nacen nuevas expectativas.

Nos debatimos entre el miedo a la vejez y las ganas de un futuro mejor y más pleno. Nos atrevemos a soñar con nuevas y satisfactorias etapas de realización personal en la edad madura, que se asienten en nuestra experiencia y fortalezas personales, para poder seguir aportando al mundo con mayor sabiduría; mientras, el mercado se toma el tiempo que necesita para adaptarse a este nuevo público que crece y crece.

Esta realidad necesita que nos adaptemos en todos los sentidos y rápido. Los desafíos para el Estado, la sociedad y la empresa son inmensos y nos afectan directa e indirectamente. Todos llegaremos a ese momento y la pregunta es, ¿estamos preparados? Se suele discutir menos de lo necesario al respecto y en general nos referimos al tema desde el punto de vista económico, social y de las políticas públicas, pero poco reflexionamos acerca de la preparación que necesitamos como personas.

Ningún indicador económico, ni política pública puede darnos luces sobre la preparación humana que necesitamos para enfrentar el miedo, la soledad, la vulnerabilidad, el sentido de la vida y la muerte. Nos hemos criado en una sociedad en la cual nadie quiere ser viejo, pagamos por esquivar la vejez y nos desesperamos por aplazar su llegada; nos sentimos mal dispuestos para un momento que puede ser de gran plenitud y satisfacción. Hoy se abren nuevas e insospechadas etapas en la vida humana que rompen barreras, estigmas y estereotipos.

Cuando en las portadas de las revistas vemos modelos, de diferentes edades, lucir su pelo blanco, podemos abrigar esperanza.

 

Mónica Reyes, profesora y master en Historia

 

 

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

 

También te puede interesar: