Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 11 de julio, 2018

Confusión y Oportunidad

Abogado, ex diputado Ernesto Silva
Chile Vamos tiene una enorme oportunidad de profundizar su vinculación con la ciudadanía, especialmente con el mundo popular y de clase media. Esto implica que además de colaborar con el gobierno, debe invertir tiempo en la construcción de una mirada común, de ideas que se proyecten, de respuestas a problemas que hoy están sufriendo los chilenos y que no tienen soluciones adecuadas.
Ernesto Silva Abogado, ex diputado
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tres imágenes de la izquierda en los últimos días. Diputados del Frente Amplio -una parte de la izquierda- solicitando ante la Corte Suprema la remoción del Fiscal Nacional Jorge Abbott. Líderes de otra parte de la izquierda chilena -Michelle Bachelet incluida- entrometiéndose en las decisiones soberanas de los tribunales de un país amigo y presentando una carta de apoyo a Lula da Silva, declarando que si no es liberado para inscribir su candidatura, la elección corre el riesgo de ser ilegítima. Los senadores socialistas cediendo a la presión de sus diputados y de las redes sociales, e incumpliendo el acuerdo con sus socios de apoyar con sus votos el nombramiento de Ángela Vivanco para la Corte Suprema, generando una grieta profunda en la alianza PS-DC que ha sido tan importante a partir de los años noventa. Súmele -si usted quiere- algo sucedido hace ya un par de meses, con la negativa socialista de sumarse a las comisiones convocadas por el gobierno para abordar grandes desafíos para el presente y futuro de Chile.

La izquierda actual ha perdido sintonía con el mundo social y popular y, como consecuencia de ello, no tiene una propuesta política de futuro para Chile.

La izquierda chilena no es hoy una coalición que ofrezca una alternativa de futuro. Este nuevo espectro de partidos, grupos y liderazgos dista mucho de la agrupación que le ofreció a Chile gobernabilidad y seriedad -desde el gobierno y la oposición- durante casi tres décadas. El intento de evolucionar desde lo que fue la exitosa pero hoy renegada Concertación hacia una coalición más amplia y diversa como la Nueva Mayoría terminó en un rotundo fracaso después del mal resultado y desempeño del gobierno de Michelle Bachelet II.

Ha sido un proceso gradual de deterioro. La instalación de un nuevo sistema electoral proporcional en la elección pasada impulsó la fragmentación política y la atomización de los grupos. Esto se reflejó en la existencia de cuatro candidaturas de centroizquierda: Goic, Guillier, Sánchez y MEO, incluido el quiebre de la ex Nueva Mayoría. Incluyó además la existencia de diversas listas parlamentarias y el surgimiento de un nuevo -o tercer- bloque político, el Frente Amplio, que compite hoy con la izquierda tradicional por el liderazgo de la oposición al gobierno. Además, se ha producido un importante recambio de liderazgos en los partidos opositores, cuyas capacidades de articulación y conducción están aún en proceso de construcción. Más importante aún, la izquierda actual ha perdido sintonía con el mundo social y popular y, como consecuencia de ello, no tiene una propuesta política de futuro para Chile.

Además de colaborar con el gobierno, Chile Vamos debe invertir tiempo en la construcción de una mirada común, de ideas que se proyecten, de respuestas a problemas que hoy están sufriendo los chilenos y que no tienen soluciones adecuadas.

Algunos en la centroderecha parecen sentirse cómodos con este escenario y con las buenas cifras de evaluación del gobierno hasta este momento. En vez de entender que hay una oportunidad para profundizar la conexión con la ciudadanía y ofrecer más y más ideas de futuro, prefieren descansar en lo que haga el gobierno y esperar a que no pase nada. Grave error, porque esto puede cambiar y rápido. Los escenarios políticos son dinámicos, los liderazgos emergen a veces con fuerza, y las elecciones y el acceso a más poder son fuentes de motivación suficiente para dejar atrás conflictos y diferencias en una coalición de izquierda. Por eso Chile Vamos tiene una enorme oportunidad de profundizar su vinculación con la ciudadanía, especialmente con el mundo popular y de clase media. Esto implica que además de colaborar con el gobierno, Chile Vamos debe invertir tiempo en la construcción de una mirada común, de ideas que se proyecten, de respuestas a problemas que hoy están sufriendo los chilenos y que no tienen soluciones adecuadas.

Sin perjuicio de la controversia que puedan generar sus medidas y de que aún se requiere tiempo para ver cómo evolucionarán dichas propuestas, Lavín está en el proceso de darle contenido a una nueva UDI Popular.

En el caso de la UDI, su contribución puede ser muy importante en la medida que logre redefinir su sentido popular. El mundo popular que la UDI representó en los ochenta y noventa ha evolucionado. Se trata de muchas familias que hoy pertenecen a una clase media vulnerable y a nuevos grupos de excluidos o postergados, como los adultos mayores. Para ellos se requieren nuevas respuestas y liderazgos para explorarlo. Joaquín Lavín lo está intentando nuevamente, al hacerse cargo de los nuevos problemas y los desafíos emergentes. Sin perjuicio de la controversia que puedan generar sus medidas y de que aún se requiere tiempo para ver cómo evolucionarán dichas propuestas, Lavín está en el proceso de darle contenido a una nueva UDI Popular. Se requiere un esfuerzo mucho más sistemático y de muchos liderazgos para que la renovación del sentido popular de la UDI sea fiel a sus valores y se proyecte con solidez hacia el futuro.

Es verdad que la izquierda está confundida, desarticulada, y sin convocatoria de futuro. Pero eso puede cambiar. Chile Vamos y la UDI Popular no pueden perder el tiempo, y deben acelerar su conexión con la ciudadanía para seguir proyectando una propuesta sólida, contundente y de futuro.

Ernesto Silva, abogado, Doctor en Ciencias Políticas U. Autónoma de Madrid y Máster en Políticas Públicas U. de Chicago.

 

FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más