Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de abril, 2018

[Video] Alberto Mayol: “La mesa nacional del Frente Amplio no ha tenido un rol suficientemente importante”

Autor:

Magdalena Olea

En entrevista con "El Líbero", el ex candidato presidencial del FA dice que la directiva "no se ha pronunciado ni ha tomado las decisiones más importantes de la historia del FA". Además, piensa que el estreno de la coalición no ha sido espectacular, y le "parece obvio que la próxima candidata presidencial debiera ser Beatriz Sánchez (…) y muy evidente que el líder de la coalición es Giorgio Jackson”.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El lunes de la semana pasada el sociólogo y dirigente del Frente Amplio Alberto Mayol lanzó su nuevo libro “Frente Amplio, en el momento cero”, que escribió junto a Andrés Cabrera, y que habla sobre el origen y el nacimiento de la coalición. Si bien el autor invitó a Beatriz Sánchez al evento, ella no contestó y en cambio asistió al lanzamiento del libro: “Juntos, pero no revueltos”, de Gabriel Boric y otros autores, que se realizó en simultáneo.

En conversación con “El Líbero”, Alberto Mayol aborda esta polémica, habla sobre el desempeño del Frente Amplio en el primer mes de gobierno, sobre las críticas que surgieron al interior de la coalición cuando integrantes del FA asistieron a las comisiones que convocó el Presidente, sobre los dichos de Florcita Motuda y el futuro del FA.

-¿Cómo definiría en sus propias palabras la temática del libro?

El libro nace porque es un seguimiento que yo venía haciendo en el ciclo político de 2011 a la fecha. Había tratado de ir comprendiendo cuáles eran las respuestas políticas a la crisis de confianza y legitimidad del empresariado y de la política, y en esas respuestas políticas había habido una primero que había fracasado, que era la respuesta de la Nueva Mayoría, y se estaba fraguando en ese momento de 2016 una segunda respuesta política a esta crisis, que era el surgimiento de lo que después se llama el Frente Amplio. Entonces empiezo a escribir y a construir las condiciones para elaborar el libro, pensando en lograr explicar este proceso de surgimiento, cuál era la configuración de esta nueva coalición, hacia donde podía llegar, en el marco de una investigación de carácter académico. Después tuve un inconveniente para efectos investigativos, ya que quedo metido adentro, no solamente de la coalición, sino que además, fui uno de los candidatos presidenciales de las primarias. Por tanto tuve un rol activo y tuve que tomar una cierta distancia. 

“Me parecía obvio que si hay un evento donde va Gabriel exista una alta probabilidad que si invita a Beatriz, vaya Beatriz, eso no es ningún inconveniente”.

-¿Le molestó que Beatriz Sánchez no fuera a su lanzamiento y asistiera al lanzamiento del libro “Juntos, pero no revueltos”, de Gabriel Boric, Bárbara Figueroa y otros autores?

No, es que yo no sabía. Yo me enteré porque me llamaron ese día para preguntarme sobre el tema, y yo no sabía que había un lanzamiento de otro libro… Tengo entendido que es de Gabriel, pero no tengo claro que sea de Gabriel. Son varios autores y obviamente me interesará leerlo, pero no tenía idea que era el mismo día. En todo caso el rechazo de Beatriz no vino por la fecha, yo la invité en enero, y no me contestó. Pero no es que me moleste. Eso ocurrió desde agosto del año pasado, que efectivamente perdí comunicación, porque traté de contactarla en varias ocasiones donde hubo los incidentes para tratar de decirle que allanemos el camino y hagamos que las cosas sean más simples, y no obtuve respuesta. La verdad es que no me preocupó mucho, me parecía obvio que si hay un evento donde va Gabriel exista una alta probabilidad que si invita a Beatriz, vaya Beatriz, eso no es ningún inconveniente.

-¿Porqué se hicieron los dos lanzamientos en simultáneo y no se coordinaron?

No tengo idea, me parece muy insólito y divertido, porque además uno casi nunca hace los lanzamientos los lunes. Yo lo hice el lunes porque no había otro lugar donde poder hacerlo, teníamos problemas dentro de esa semana con los lugares que habíamos solicitado. No tengo idea como llegó a ocurrir que fuera el mismo día, no tengo idea si hubo un interés por parte de ellos de hacerlo el mismo día, no lo sé… Me ahorro los comentarios.

“Se cometieron cientos de errores y resulta que no se pagó la cuenta por ninguno”.

-Con respecto a los conflictos que se han dado al interior del Frente Amplio, ¿qué es lo que deben hacer para superar las diferencias?

Las coaliciones vienen en un contexto, el contexto en el que aparece el FA es un contexto que tiene ciertas equivalencias históricas con el surgimiento de la Concertación. Es el surgimiento de una coalición nueva, aceptada como tal, en un contexto de una necesidad de novedades, porque había un desgaste enorme de lo que yo he titulado el orden transicional. Ese orden transicional entra en crisis y aparece una respuesta política. ¿Qué significa eso? Que el FA, como le ocurrió a la Concertación al principio, es bastante inmune, es decir, puede cometer muchos errores, pero la gente lo único que quiere es algo tan simple como que no sean los que estaban antes. Y como prácticamente no hay nada más, el FA va a crecer fácilmente. Esa es la principal razón de la unidad del FA, es que esto va a funcionar. Como suele ocurrir en política, que las cosas que funcionan se quedan. Entonces no le ha costado mucho al FA, mas allá de los méritos de hacer todo muy rápido en un año, también las cosas te pasaron un poco solas. Se cometieron cientos de errores y resulta que no se pagó la cuenta por ninguno. Cosa que pasa efectivamente cuando la gente lo único que quiere es que llegue alguien que se haga cargo y que el único mérito es decir: “estoy aquí, estoy para trabajar y quiero hacerme cargo”, y la gente dice: “fantástico”. 

“El FA tiene una probabilidad muy alta de que llegue al gobierno en menos de una década”.

-¿Cree que tiene futuro la coalición con esas diferencias?

Tiene mucho futuro, para mí es seguro que el FA tiene una probabilidad muy alta de que llegue al gobierno en menos de una década tranquilamente. Si no es en la próxima elección, la subsiguiente tranquilamente llega al gobierno, y eso para mí es un hecho. Y por tanto va a ser una coalición con una durabilidad suficiente, y con el éxito mas importante de una coalición, que es llegar al gobierno.

“Creo que es evidente que el estreno (del FA) no ha sido espectacular”.

-¿Cómo ha visto la composición del Frente Amplio en este primer mes? ¿Cree que han tenido un buen estreno?

Creo que el estreno no tenía por qué ser espectacular, lo que tenía que ser era un estreno que revelara el proceso en el cual se van construyendo las condiciones para solidificar el proyecto en todas sus formas. Creo que es evidente que el estreno no ha sido espectacular, lo que está muy bien a mi juicio, pero tampoco ha sido organizado y ordenado, que requiere conducción política, y eso es lo que he paleteado. Me parece evidente que se requiere conducción política, es importante aportar en esa conducción desde todas las fuentes posibles. La crítica creo que aporta a la conducción política, lo que más le criticamos a la Concertación en su momento es que no se escuchaba a los disidentes, a los flagelantes, a los díscolos, y que se les terminaba por expulsar, no deberíamos cometer ese tipo de errores, deberíamos escuchar y ver si efectivamente hay algo de racionalidad en las posturas de los distintos actores que están planeando cosas distintas a las decisiones que se están tomando, y efectivamente y ver cómo se puede aportar al proceso de construcción de este proyecto.

“Ha habido un esfuerzo sistemático por llevar temas irrelevantes a la mesa nacional del FA”

-¿Usted critica por ejemplo a Gabriel Boric, o Jorge Sharp que fueron a las comisiones que convocó el Presidente, por no haber hecho una decisión colectiva?

No, el FA debió tener ahí una posición colectiva y debió, apenas aparece el tema en tabla, haber planteado que iban a tomar una decisión, porque pueden no ser ellos los que tengan la visión de hacerlo de esta manera, pero la misma coalición puede tomar esa decisión. La mesa nacional del FA debe tener más poder, ha habido un esfuerzo sistemático por llevar temas irrelevantes a la mesa nacional del FA, y no poner sobre la mesa las cosas mas relevantes. La mesa nacional del FA no se ha pronunciado ni ha tomado las cedisiones probablemente más importantes de la historia del FA. La mesa nacional por de pronto no fue la que definió los procedimientos que se llevaron a cabo por ejemplo para efectos de las primaria, no definió los candidatos, solo tuvo derecho a veto de candidatos presidenciales para las primarias… O sea, no ha tenido un rol suficientemente importante. Creo que debe mejorar la cantidad de poder que administra la mesa nacional, que conozca la administración económica del FA, los eventuales convenios y aportes que se puedan hacer de fundaciones, que quieran ayudar, hacer coloquios, trabajos con estudiantes. Todo eso llevarlo a la mesa nacional del FA, administrar desde allí la configuración de la coalición, me parece obvio.

-Es decir, usted dice que el hecho de que Gabriel Boric haya asistido, debería haber sido una decisión colectiva…

Creo que la mesa nacional debió tomar el tema en sus manos para no emitir una opinión, sino para emitir una decisión respecto a lo que se debía hacer, que no es una decisión que puedan tomar los diputados por su cuenta.

-La presencia de Gabriel Boric en la “comisión por la infancia” provocó públicas tensiones al interior del Frente Amplio. ¿Como cree que se llevó esta disputa en la prensa? ¿Cree que se hizo de la manera correcta?

Creo que la disputa política por definición, salvo situaciones muy excepcionales, tiene que ser expresada. Creo que el sentido de la opinión publica es que efectivamente la discusión se dé racionalmente sobre la mesa. Y por lo tanto a mí no me molesta que haya una discusión pública, lo que me puede preocupar es el tono de la discusión, la calidad de las argumentaciones… Lo que me preocupa es el mensaje político que se está dando, porque no es lo mismo ir a una comisión que ir a todas, no es lo mismo crear una comisión para investigar el CAE en la Cámara, junto con la derecha, para fregar a Lagos objetivamente… No tengo nada a favor de Lagos, pero una cosa es que quiera decir que se equivocó en esto y quiera pasarle la cuenta, y estar dispuesto entonces a hacer un vínculo con la derecha que defienda el CAE, porque no es una discusión sobre el fondo del CAE, por eso la derecha está dispuesta, la discusión es sobre el origen. Es bien lamentable.

“Y digamos que Moreira, mas allá de usar terno, todo lo demás que tiene no tiene ninguna sofisticación”.

-Cómo se puede entender al Frente Amplio, ¿escuchando a Florcita Motuda, a Gabriel Boric o Pamela Jiles?

Las coaliciones tienen enormes diferencias, la NM tiene diferencias que van de la A a la Z, la derecha tiene diferencias que van de la A a la P. Nosotros tenemos diferencias que van de la A a la H… Las diferencias son menores, solo que como somos nuevos y como el FA está naciendo, entonces se le ataca, se le golpea, y todos saben que va a ser una coalición muy importante en el futuro, y entonces por mientras hay que tratar de encontrarle problemas en cualquier cosa. Diputados que no son el tipo de diputado ideal de les élites oligárquicas, o de la gente que tiene una visión mas intelectual del Congreso, bueno, pero Florcita salió. No salí yo, no salió Fernando Atria, ya está. La gente vota, elige, pero tenemos en el Senado al señor Moreira. Y digamos que Moreira, mas allá de usar terno, todo lo demás que tiene no tiene ninguna sofisticación.

Hay un estudio que hizo el Dato, que hizo una pequeña muestra de congresistas, y casi la mitad del Congreso en ese momento no creía en la evolución de las especies de Darwin. Ir ahora y decir cómo vamos a criticar, no puede ser que haya congresistas que tengan cierto estilo, cortas formas de proceder. Está bien, así son los congresos. Está muy bien.

“Ahí está Florcita, y no se enreden más. Y se lo digo también a la gente del Frente Amplio”.

-¿Qué le parecen los dichos de Florcita Motuda, de que no le interesaba en lo más mínimo llegar al Congreso y que no va a leer textos de derecho porque no va a entender nada?

El legislador tiene muchas tareas, y las tareas están asociadas a la representación, a la posibilidad de hacer investigación para poder controlar, supervigilar el funcionamiento del resto de las autoridades. Efectivamente ahí hay un elemento importante que se ha cumplido poco en la historia de nuestro Congreso. Y por tanto hay muchas tareas que cumplir, entre ellas representar. Y la representación de un diputado, fundamentalmente, tú puedes ser más o menos estudioso, o más interesado en lograr tú llegar al texto legal que otro, pero eventualmente un diputado perfectamente lo que tiene que hacer, y por eso no hay condiciones educacionales que cumplir exigentes, por eso no se pide título profesional ni nada, porque lo que tiene que hacer es decir “me parece que sería bueno que en Chile” tal cosa. Y eso un asesor puede convertirlo en un proyecto de ley, y los abogados y la Biblioteca del Congreso puede ayudarlos a recuperar antecedentes de otras experiencias internacionales al respecto. Para eso está el Congreso. No hay que enredarse, esto no es demencialemnte grave. Hay mucha gente que se siente interpretada por Florcita Motuda, y ese es su tarea, representar a gente, y hay mucha gente que le interesan las dinámicas del mundo artístico, de la creatividad, que cree mucho en la forma de trabajar a partir de la inspiración y no a partir de solamente el estudio. Son perfectamente legítimos. Así son los Congresos grandes. Los congresos en Chile no han sido así porque eran chiquititos y controlados por los partidos. Ese es el sentido de los Congresos, y si a la gente no le gusta ese tipo de congresista, pues vote por los otros. Pero los académicos súper destacados perdimos, entonces está electo. Ahí está Florcita, y no se enreden más. Y se lo digo también a la gente del Frente Amplio.

-Mucho se ha dicho sobre la continuidad del Frente Amplio, y quién va liderar este proceso como candidato presidencial, ¿qué le parece que siempre se hable de Beatriz Sánches, Gabriel Boric o Jorge Sharp como posibles candidatos, pero que a usted no lo mencionen para asumir ese liderazgo? ¿No le parece un poco injusto?

No, me parece que los liderazgos principales del FA son Giorgio Jackson, Jorge Sharp, Beatriz Sánchez; yo creo que a estas alturas un poquito mas atrás está Gabriel Boric.

“Me parece obvio que la próxima candidata presidencial debiera ser Beatriz Sánchez (…) y muy evidente que el líder de la coalición es Giorgio Jackson”.

-Pero usted fue candidato presidencial de la coalición…

Sí, pero fui candidato presidencial en un momento en el que objetivamente ni Giorgio ni Gabriel tenían la edad para poder ser candidatos presidenciales, si ellos hubiesen tenido la edad los candidatos naturales habrían sido ellos. Ellos aparecían en las encuestas. Yo tenía un 22% de conocimiento, que para un académico es extraordinario, pero para un candidato presidencial es discretísimo. Entonces naturalmente es algo que yo lo entiendo perfectamente, y es parte del trabajo, las apuestas. Y si uno quiere obsesivamente, así como Marco, ser Presidente, se esfuerza para poder llegar. Para mí no es una obsesión, es simplemente un respeto a los proyectos que se han ido trabajando con otras personas, así que en ese sentido lo encuentro súper normal. Me parece obvio que la próxima candidata presidencial debiera ser Beatriz Sánchez, me parece comprensible que se le esté buscando otro destino, me parece obvio porque está con condiciones óptimas para poder ganar, está muy bien evaluada, sacó una votación enorme recién. Y me parece muy evidente que el líder de la coalición es Giorgio Jackson, y me parece que de los liderazgos principales el que tiene la pega mas difícil y que ha tenido un logro mas importante pero mas invisible es Jorge Sharp, que tiene una capacidad política infinita. Y como también le reconozco parte de esas capacidad es a Giorgio, pero creo que le hace falta asumir mas responsabilidades de conducción.

“Si alguien pensaba que yo podía ganarle en la primaria a Beatriz… Por favor”.

-¿Cuáles son los principales aprendizajes que rescata de su incursión presidencial?

Todo; es una locura de aprendizaje. Yo soy básicamente alguien que trabaja haciendo investigaciones empíricas o trabajando a partir de la literatura, y naturalmente esto es algo muy muy diferente. Aprendí desde las cosas mas pedestres y banales desde cómo aguantarme para ir al baño durante diez horas, hasta cosas tan importantes, por ejemplo que ya es prácticamente imposible que me estrese. Quedas completamente curado de espanto. Y obviamente el aprendizaje de recoger la sensibilidad de la gente respecto a las temáticas, y también el cómo hacer política, que es un aprendizaje que en el FA no se sabía al principio. Es una escuela formidable, y en pocos meses puedes aprender mucho, pero es un riesgo muy grande, puede salir muy mal, o muy bien. Yo perdí, pero salí super bien, no tuve ningún daño, volví a mi trabajo académico. Si alguien pensaba que yo podía ganarle en la primaria a Beatriz… Por favor. Todos pensaban que yo me iba a bajar en el FA cuando apareció Beatriz, y dije que iba a ir igual. Pero me decían: “¿cómo?, si la apoya Gabriel, es más conocida que tú, la apoya Giorgio, Jorge”. Bueno, de eso se trata, y le permitió al FA ampliar el repertorio de ideas y personas que participaron en nuestra coalición.

-El amplio triunfo de Sebastián Piñera en la segunda vuelta de la elección presidencial ¿debe entenderse sólo como una derrota electoral para la izquierda o también es una derrota ideológica? 

No, creo que hay varios puntos que afinar. Primero, Sebastian Piñera y todos los últimos presidentes salen electos con 27% de los votos más o menos. Lo primero es que mayoría electoral no es hegemonía, toda confusión al respecto es un error. Saludos al señor Carlos Peña, que comete el error sistemáticamente.

“¿Eso implica que no hay ninguna derrota ideológica? No, si la hay. La derrota ideológica no es con la elección de Sebastián Piñera, es con la elección de Michelle Bachelet, esa es la derrota ideológica de la izquierda”.

Lo segundo es que fue una amplia victoria en relación a un candidato como Alejandro Guillier, que venía muy deteriorado y que todo lo que se imaginara que era distinto era bien absurdo, porque había sacado 22%. Pasar de 22% a 50% es prácticamente imposible. Siempre en esos tránsitos se pierden votos, y en esos tránsitos, con una inteligentísima estrategia de meter el tema de Chilezuela por parte de la derecha, donde efectivamente la izquierda pisa el palito completamente y empieza a tratar de ridiculizar esa idea, pero siempre hablando de lo mismo y sin meter un eje propio, entonces la derecha tuvo un éxito electoral que es indiscutido. ¿Eso implica que no hay ninguna derrota ideológica? No, si la hay. La derrota ideológica no es con la elección de Sebastián Piñera, es con la elección de Michelle Bachelet, esa es la derrota ideológica de la izquierda.

¿No fue la derrota de la política de la retroexcavadora? 

En la elección de Bachelet lo que se explica es que están todas las condiciones para un conjunto de esfuerzos de carácter gatopardista que conservaran el modelo, que no eran cambios estructurales de verdad, que no planteaban las diferencias reales, y que por tanto no había ninguna retroexcavadora en todo eso. La ironía de la retroexcavadora era simplemente una broma de mal gusto, lo que es retroexcavadora es lo que está haciendo Sebastian Piñera ahora, que es lo que hace un gobierno, y está muy bien, si los gobiernos gobiernan.

“No hemos sido capaces efectivamente de construir un proyecto para ellos y de comunicar ese proyecto y hacer políticas a partir de ese proyecto”.

El problema es que la centro izquierda, cuando llega a gobernar, dice que tenemos que llegar  a acuerdos con la derecha porque no tenemos mayoría en el Congreso. Sebastián Piñera no tiene mayoría en el Congreso, pero no está preguntándole a nadie para gobernar. Entonces yo creo que aquí el problema es que la izquierda es acomplejada con respecto a esto, no quiere gobernar, le parece que en realidad al no haber configurado un proyecto sólido, porque efectivamente no se ha configurado en Chile un proyecto sólido desde la izquierda que aclare cuáles son los puntos, que diga claramente todas las cosas que se tienen que decir… Bueno, al no haber eso probablemente entonces dice que hay que ir ajustando con la gente de derecha, con los intereses, con no meterse en líos, no producir problemas de gobernabilidad, en fin. Está lleno de errores en ese sentido. Creo honestamente que hay una derrota y que esta elección más la anterior significan un ciclo de derrotas ideológicas, para quienes creemos en la educación gratuita, en derechos sociales, en otro tipo de relación del estado con la ciudadanía, eso sí es un fracaso porque no hemos sido capaces efectivamente de construir un proyecto para ellos y de comunicar ese proyecto y hacer políticas a partir de ese proyecto, pero eso no tiene que ver con Sebastián Piñera ni su elección.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: