Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 10 de junio, 2018

Surge nuevo movimiento estudiantil opositor a la actual Confech

Autor:

Sebastián Edwards

"Queremos tener nuestros espacios para alzar la voz". Esa es una de las razones por la que un grupo de jóvenes, de diversas universidades, se está articulando en un nuevo proyecto. Como "bandera de lucha" levantan la "educación de calidad" y se muestran contrarios a la radicalización que dicen ver en las cúpulas estudiantiles.
Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El sábado 26 de mayo, mientras la casa central de la Universidad Católica era testigo de una inédita toma feminista por parte de estudiantes del plantel, a unas cuadras del lugar, en la sede de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) se llevó a cabo la primera asamblea general de la “Plataforma Estudiantil Disidente”.

Este nuevo movimiento agrupa a estudiantes de una treintena de universidades que dicen no verse representados por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

La idea de poder generar una instancia distinta de estudiantes surgió entre jóvenes de la Universidad de Chile, la Federación de Estudiantes de la Universidad del Desarrollo, el movimiento “Crea” de la Universidad de los Andes. De la Universidad Católica, hay principalmente representantes de “Solidaridad” y del gremialismo.

Uno de los principales exponentes  de esta iniciativa es Juan Carlos Bustos, secretario ejecutivo de la Fech. El estudiante de Derecho comenzó, hace unos meses, a ser el “rostro” de la disidencia a lo que sucedía al interior de la agrupación de la U. de Chile, que es liderada por el Movimiento Autonomista. De hecho, fue público su rechazo a las primeras marchas convocadas este año. Y lo que ve en su federación, Bustos lo vincula también a la Confech. “Hoy no es un espacio diverso. No todas las visiones caben ahí, y nosotros queremos dejar de seguir pidiendo permiso y tener nuestros espacios para alzar la voz”, asegura.

Bustos explica que pretenden “tender puentes entre los distintos movimientos”. Y agrega: “Queremos generar un programa político propio que enfrente a la izquierda. Nuestro sector, históricamente, siempre ha estado muy dividido, nosotros queremos demostrar todo lo contrario”.

“Cuando no existe oposición, se radicalizan las posturas de quienes manejan el movimiento”

Si bien está dando sus primeros pasos, el movimiento ha comenzado a definir las principales temáticas en las que quieren enfocarse. Asunto que irán afinando en las próximas reuniones.

El coordinador de la vocalía política de la Universidad del Desarrollo (UDD)Patrick Poblete, se refiere al concepto de “educación integral” que ya han abordado. “Creemos que los colegios hoy son una especie de preuniversitarios extendidos. Es por esto que buscamos poner sobre la mesa la educación integral”, dice y relaciona el tema con el debate actual sobre el abuso y acoso de estudiantes. “La idea es que los colegios puedan tratar la educación sexual y el trato entre las personas de manera adecuada”, señala.

Agustín Geldres, presidente de la Federación de Estudiantes de la UDD, precisa el rol que pretende tener: “Más que disidencia, se busca generar una oposición, dado que cuando no existe se radicalizan posturas por parte de los grupos que manejan el movimiento a libre disposición”.

Plantea que, al ser oposición, “no buscamos quitarle fuerza al movimiento, sino que buscar un centro entre las distintas posturas, que realmente sea la voz de la mayoría de los estudiantes de Chile”.

Otra de las banderas que tienen es “la educación de calidad”. Señalan que de poco sirve aumentar el acceso si no existe un cambio de fondo. A eso agregan que “falta inversión y calidad en educación preescolar, básica y media, en el sistema público”.  Atacando esto, explica Geldres, “se disminuyen las barreras de estos estudiantes para llegar a la educación superior”

“Hay que atreverse a ser diferentes”

Fue el rostro de la oposición a cómo las estudiantes de la UC estaban llevando a cabo la “toma feminista” de la casa central. Javiera Rodríguez, estudiante de Periodismo y consejera superor del plantel, considera que “el movimiento estudiantil hace rato no está llevando la voz de los estudiantes”. Y señala que es importante ser alternativa “porque no todos se atreven a alzar la voz sobre cosas que no creen justas. El hecho de que alguien más lo haga, da confianza de que uno no está peleando solo“. Agrega: “Hay que atreverse a ser diferentes, porque la riqueza de estar en la universidad es la diversidad”.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: