Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 05 de mayo, 2018

Roberto Enríquez, líder opositor a Maduro refugiado en embajada chilena: “La diplomacia, entendida en términos convencionales, está agotada”

Autor:

Mariela Herrera

El líder del Partido Social Cristiano de Venezuela confía en que el Presidente Piñera y el canciller Ampuero liderarán "el diseño de una nueva jurisprudencia para la defensa y el rescate de la democracia", pues los instrumentos ya utilizados no han dado resultados. "Nuestro pueblo se está muriendo y no lo digo de manera retórica", alerta.
Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Lleva un año en la residencia de la embajada de Chile en Venezuela. El líder del Partido Social Cristiano (Copei), Roberto Enríquez, llegó al lugar buscando refugio por ser uno de los representantes de la oposición al régimen de Nicolás Maduro.

En conversación telefónica con “El Líbero”, el también vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), relata los duros momentos que se viven en su país, critica las elecciones del 20 de mayo y confía que el Presidente Sebastián Piñera tendrá un rol crucial en la defensa de la democracia.

-El Presidente Piñera dijo que Chile no reconocerá las elecciones del 20 de mayo en Venezuela por considerarlas “fraudulentas”. ¿Cómo recibe esa noticia como representante de la oposición? ¿Los ayuda para enfrentar el régimen de Nicolás Maduro?

-No es solo la posición del Presidente Piñera. Creo que es la postura de la comunidad internacional occidental, por decirlo de alguna manera. Lo sustantivo no es lo que va a hacer una oposición que está enfrentando una dictadura que apela a todas las herramientas de la violencia de Estado para imponerse, sino más bien la pregunta es qué va a hacer la comunidad internacional ante lo que sería, evidentemente, un gobierno de facto, montado sobre un tinglado absolutamente fraudulento y con unas elecciones que no serán elecciones que la comunidad internacional desconoce.

-En este sentido, el canciller chileno, Roberto Ampuero, señaló que en la reunión del Grupo de Lima, el 14 de mayo, debe haber algo más que una declaración sobre la situación de Venezuela, porque ya han existido muchas, sin repercusiones…

-El canciller Ampuero ha puesto el dedo al centro de la diana. ¿Son suficientes las declaraciones de condena a regímenes que actúan de forma absolutamente forajida? ¿O ciertamente deben implementarse políticas de Estado que le devuelvan a los pueblos el derecho a decidir, en elecciones libres, quién los lidera?  Por otra parte, la excusa baladí del intervencionismo creo que también está agotada. Por eso, debemos ir hacia una nueva jurisprudencia para el manejo de crisis como la venezolana.

Con mucha valentía, se debe diseñar una nueva jurisprudencia para la defensa y el rescate de la democracia”.

  -¿A qué se refiere en concreto con esta nueva jurisprudencia?

-Ante esas dos opciones, lo que siento es que el canciller Ampuero está tratando de invitar a una reflexión sobre el tema. Modestamente creo que, con mucha valentía, se debe diseñar una nueva jurisprudencia para la defensa y el rescate de la democracia, de los Derechos Humanos, del derecho a la vida de los pueblos en el continente. Es un asunto de autopreservación continental lo que está en juego y que implica la necesidad de este nuevo diseño de forma urgentísima. Porque nuestro pueblo se está muriendo y no lo digo de manera retórica, lo digo de manera literal. La diplomacia entendida en términos convencionales creo que está agotada

-Se ha conocido de mucho desabastecimiento, de falta de comida y productos para la salud, además de la vulneración de derechos civiles…

-Es una vulneración de derechos políticos y derechos humanos. La situación es realmente dramática. Esto no es un asunto ideológico, es una conquista vital del continente americano como es el derecho a vivir en democracia. Que haya un lunar en el continente desde hace más de 50 años no puede ser la puerta franca para que ahora ya no sea solo un lunar, sino que también una montaña que crece en el continente. Hoy el pueblo venezolano no puede ejercer su soberanía. Y eso está en la calidad de vida, en el derecho a alimentarte, a tener salud, a tener un ingreso justo.

Elecciones del 20 de mayo: “Una pantomima, un teatro de burlesque”

-Las elecciones del 20 de mayo, ¿cuánto pueden influir en esta situación? ¿Se profundizaría la crisis o Maduro tratará de vestirse con legitimidad?

-La situación se va a agravar. Son unas elecciones que se adelantaron fuera del marco constitucional; prácticamente Maduro eligió el candidato opositor; los partidos políticos están intervenidos como es el caso del Copei; los líderes opositores son perseguidos. Imagina la pantomima que será. Un teatro de burlesque. A partir del 20 de mayo, si le quedaba alguna rama que le tapaba las formas a la dictadura, pues ahora abiertamente entraremos en un régimen que es una parodia democrática. Es una dictadura brutal, violenta.

A partir del 20 de mayo, si le quedaba alguna rama que le tapaba las formas a la dictadura, pues ahora abiertamente ya entraremos en un régimen que es una parodia democrática”.

“El Presidente Piñera será uno de los líderes más importantes para asumir la defensa de los venezolanos”

-Con la llegada del Presidente Piñera al Gobierno de Chile, ¿crees que habrá un cambio en la relación entre ambos países?

-Primero, nosotros tenemos una gratitud con el pueblo chileno. Creo que está siendo fiel a su tradición de compromiso con los valores democráticos. Existe una gran hermandad entre el pueblo venezolano y el chileno en horas difíciles. Y yo quisiera resaltar la gratitud con la Presidenta Bachelet y su gobierno -su embajador y ella nos permitieron la entrada a la embajada- y, ahora existe mucha ilusión con el rol que jugará el Presidente Piñera  con sus posiciones que han sido muy claras en estos años.

-¿Qué esperan en concreto del Mandatario chileno?

-Yo estuve en la comisión que lo acompañó cuando vino a la cárcel de Ramo Verde cuando visitó a los presos políticos. Ya lo conocemos y obviamente que ahora, con su investidura de Jefe de Estado, tenemos la expectativa de que será uno de los líderes más importantes para asumir, con mucha firmeza, la defensa de los venezolanos. Creemos que tendrá un liderazgo responsable, incisivo y valiente para abordar la crisis venezolana.

-¿Cree que Chile debiera asumir un liderazgo en la región sobre este tema?

-No tengo la menor duda. Más allá de ciertos capítulos, una de las democracias más longevas y con las instituciones más sólidas, es la chilena. Creo que Chile tiene una responsabilidad en esa materia y no lo digo como emplazamiento, sino porque estoy convencido de que así será.

Visa de responsabilidad democrática: “Pone sobre el mapa que hay que darle un trato especial al éxodo venezolano”

-Algunos de los venezolanos que estuvieron como “huéspedes” en la embajada lograron venir a Chile, como los cinco magistrados. ¿Le gustaría hacer lo mismo o siente que es más útil allá en Caracas?

-El mensaje de la dictadura es muy claro, que no me dará salvoconducto. Y por la frontera con Colombia pasan más de 15 personas diarias. En ese contexto, para nosotros tratar de salir es correr muchos riesgos. Tenemos unidades de la policía política acechando la residencia, por lo que salir no es fácil. Hacer oposición en Venezuela hoy en día es una actividad de alto riesgo, casi como que lanzarse de un avión sin paracaídas.

-El Presidente instauró una “visa de responsabilidad democrática” para los inmigrantes venezolanos que quieran entrar a Chile. ¿Lo considera una buena medida?

-Obviamente visibiliza que lo que está pasando en Venezuela es realmente preocupante. Y pone sobre el mapa mundial que hay que darle un trato especial al éxodo venezolano que huye de su propio país. En ese tenor, por mis compatriotas lo agradezco. Pero más agradezco que nos ayuden a rescatar  el derecho de Venezuela a vivir en democracia.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: