Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 12 de julio, 2018

Quién es la líder del movimiento antitomas que vino desde el sur

Autor:

Bastián Garcés

Ingrid Bohn viajó desde La Araucanía hasta Santiago para organizar a los apoderados de los liceos emblemáticos que exigen la normalización de sus clases. Aunque esta no es la primera cruzada que emprende. En 2011, junto a Erika Muñoz, fundó la Confepa, agrupación que defendió a los colegios subvencionados. ¿Su próximo desafío? Coordinar a los universitarios que están en contra de las ocupaciones de sus casas de estudio.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta semana, el movimiento No + tomas le presentó al ministro de Educación, Gerardo Varela, un proyecto de ley que busca garantizar el derecho a la educación a través de la tipificación de las ocupaciones de los recintos educacionales.

La iniciativa, que nació a partir de un grupo de apoderados de colegios emblemáticos, recibió el patrocinio de los diputados Jaime Bellolio (UDI), Diego Schalper y Luis Pardo (ambos RN).

Pero el proyecto tiene un origen particular: Ingrid Bohn, secretaria general de la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa), quien ha participado activamente en temas educacionales desde 2011.

Fue en ese año, en que Bohn vio en las noticias cómo avanzaba el proyecto de ley que ponía fin al lucro de los colegios particulares subvencionados. En esa época, sus dos hijos estudiaban en el colegio subvencionado Instituto de Cultura Británica de Temuco y a ella, como apoderada, le causó preocupación los tintes que tomaban las declaraciones de quienes se oponían a la entrega de recursos a corporaciones educacionales con fines de lucro. Según su visión, se contaban cosas que no se ajustaban a la realidad. “Teníamos que defender el proyecto educativo de nuestro colegio”, recuerda.

A raíz de eso, Bohn, quien era presidenta del Centro de Padres y Apoderados de su colegio, comenzó a investigar sobre los alcances de la ley y conversó sobre el tema con el sostenedor de su establecimiento. Luego de un mes, este le comentó que en Santiago se iba a realizar una reunión con representantes de distintos centros de padres del país.

La apoderada recuerda que el día de la cita se le quedó grabado en la memoria. Fue uno en el que los estudiantes marchaban por la Alameda, se enfrentaban con carabineros y el aire estaba impregnado con el olor de las bombas lacrimógenas. Fue en esa reunión en que comenzó a tomar vida la Confepa. Se eligió a la directiva de la organización con Erika Muñoz como presidenta, ella como secretaria general y Silvia Pasten, como tesorera.

Bohn cuenta que entre 2012 y 2014 fueron los años de mayor actividad de las dirigentas, quienes recorrieron el país para reunir a los apoderados que estaban en contra del proyecto de ley. Mientras Muñoz, que vivía en Villa Alemana, tenía a su cargo la zona centro y Pasten la zona norte por ser de Antofagasta, Bohn levantó la organización desde Concepción hacia el sur por vivir en Temuco.

Su intento por ser concejala

En 2014, la confederación organizó diversas marchas para oponerse a las propuestas realizadas por el gobierno de Bachelet, que llegaron a congregar a más de 30 mil padres. Bohn, incluso, convocó a una asamblea a la que asistieron más de 3.000 personas para expresar la postura de la Confepa. Además, se gestaron diversas reuniones con ministros, diputados y senadores de la época, citas en las que la dirigenta se fue haciendo un nombre entre los diversos actores educacionales. Tal fue su notoriedad que, en 2016, Evópoli le ofreció un cupo como independiente para postular a concejala de Temuco. En las elecciones obtuvo poco más de 500 votos, si bien no logró alcanzar un cupo, quedó conforme con el resultado, pero actualmente descarta una nueva aventura electoral.

El arribo a “Con mis hijos no te metas”

A principios de este año y a raíz del ingreso de Erika Muñoz al Ejecutivo, como asesora del Mineduc, Bohn asumió interinamente la presidencia de la Confepa. Durante el próximo semestre la organización realizará una asamblea para definir a la nueva directiva.

En tanto, el 20 de marzo, la dirigenta se sumó al movimiento Con mis hijos no te metas, para colaborar en materias de educación sexual. En medio de charlas que realizó en Santiago sobre este tema, apoderados de diferentes liceos emblemáticos le comentaron que sus colegios se encontraban tomados. Al igual que como lo hizo con el proyecto de fin al lucro en la educación, Bohn investigó sobre la materia.

Fue de ese modo que encontró una resolución de 2014 de Contraloría, en la que el organismo señala la ilegalidad de las tomas de los recintos. El documento fue presentado por la organización Comunidad y Justicia, por lo que se contactó con su director ejecutivo, Nicolás Rodriguez, para conseguir asesoría.

De ahí, solo un paso para que esta mujer originaria de Temuco, comenzara a conversar con diferentes apoderados de liceos emblemáticos y creó el movimiento No + tomas. Actualmente participan en él apoderados del Liceo 1 Javiera Carrera, Instituto Nacional, Liceo Carmela Carvajal, Liceo 7 de Providencia, Liceo José Victorino Lastarria y el Internado Nacional Barros Arana (INBA).

Una de las primeras acciones que tomaron fue realizar un petitorio que han ido entregando a los alcaldes. La semana pasada apoderados del Liceo 7 se lo entregaron a la alcaldesa de Providencia Evelyn Mathei y hoy lo harán los del Liceo 1, Instituto Nacional e INBA a Felipe Alessandri, edil de Santiago.

Junto con lo anterior, Ingrid se ha dedicado a preparar el proyecto de ley antitomas, que los diputados Bellolio, Schalper y Pardo ingresarán al Congreso durante estos días.

Aunque este no es el único desafío que desea abordar Bohn. Motivada por su hijo menor que hoy que estudia en la Universidad de La Frontera, quiere “organizar a los chicos que quieren clases” en las universidades. Aunque reconoce que “esa es una quimera mayor”.

'; $('.singleContent .wysiwyg p:first').after(banner);

También te puede interesar: