Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 11 de diciembre, 2015

Los errores en la reforma tributaria que obligaron al Gobierno a modificarla un año después de su promulgación

Autor:

Uziel Gomez

La semana próxima ingresará al Congreso un proyecto de ley que cambiará el sistema de impuestos a la renta, el IVA en las propiedades y las normas antielusión.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Esta promulgación entrega también una nueva señal de certidumbre y reglas claras a los agentes económicos (…) Le otorga una legitimidad sustentable en el tiempo y crea certidumbre compartida para los actores económicos”.

Eso afirmó la Presidenta Michelle Bachelet el 26 de septiembre de 2014 cuando promulgó en La Moneda la reforma tributaria, una de las más emblemáticas de su Gobierno, acto en que estuvo secundada por los entonces ministros de Hacienda, Alberto Arenas -impulsor de la iniciativa-, y de Interior, Rodrigo Peñailillo.

La Mandataria justificó el alza de los impuestos a las empresas de 20% a 27%, a las viviendas, automóviles, el alcohol, el tabaco, entre otros  bienes, en que se requería dar un “enorme paso, fundamental para las transformaciones que reclama nuestro crecimiento, nuestra democracia y nuestra cohesión social”.

Ministro Valdés cambiará proyecto estrella del Gobierno

Sin embargo, apenas un año después de la entrada en vigencia de la ambiciosa reforma tributaria, que tiene entre otros objetivos recaudar un 3% del PIB del país, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, anunció que el lunes ingresará al Congreso un proyecto de ley que modificará sustancialmente dicha legislación.

Ello, porque las más de 70 circulares emitidas por el Servicio de Impuestos Internos (SII) no han sido suficientes ni han tenido las facultades para simplificar el complejo procedimiento tributario que dejó la ley actual.

Mientras más leías las circulares del SII, más te dabas cuenta de que el sistema era más complejo, y esa es la razón por la que se quiere cambiar el sistema de tributación con el proyecto de ley.  Lo que se quiere hacer es simplificar la interacción de los dos sistemas cuando hay grupos de empresas, mallas societarias complejas, de tal manera que solo cuando haya sociedades formadas exclusivamente por personas naturales contribuyentes del impuesto global complementario, se pueda optar por el sistema de renta atribuida”, explica a este medio Loreto Pelegri, abogada tributarista, socia de PwC.

Por eso Valdés buscará enmendar la reforma de Arenas –a quien reemplazó en mayo- y reabrirá, de hecho, una discusión que el año pasado enfrentó al Gobierno con los empresarios a quienes acusó de ser “los poderosos de siempre” en un polémico video.

Sólo después de “cocinar” los cambios a la ley entre los senadores  de la comisión de Hacienda, liderados por Andrés Zaldívar,  y de hacerle 160 modificaciones al proyecto original, se pudo aprobar a regañadientes con los votos de la oposición en septiembre de 2014 la ley 20.780.

Sobre los nuevos cambios, el ministro Valdés asegura que “es un trámite que queremos hacer con toda la discusión necesaria, pero al mismo tiempo resguardando que no sea un trámite excesivamente largo, porque en estos temas es mejor tratar de ir cerrándolos pronto (…) Es importante hacer esto de manera ordenada”.

Los errores de la reforma tributaria que se buscan corregir

Tres son las grandes áreas que busca enmendar el ministro de Hacienda con el proyecto de ley que comenzará a discutirse este martes 15 de diciembre en el Congreso: el impuesto a la renta, el IVA a las propiedades y las normas antielusión.

El  objetivo de las “simplificaciones es evitar las complejidades  en las que interactúen el sistema semi integrado y el de renta atribuida. Así, se facilita la determinación de las cargas tributarias a los contribuyentes, los que sabrán con certeza de qué empresas provienen las rentas que se le atribuyen o distribuyen, y se eliminan espacios de eventual elusión”, según Hacienda.

Por ello plantean que el sistema de tributación semi integrado quede como la norma única general para empresas que tienen a personas jurídicas como propietarios, que son las que generan ¾ de las ventas totales anuales.

En cambio, el sistema de renta atribuida será opcional para aquellas empresas simples, que tengan socios, propietarios o accionistas que sean personas naturales contribuyentes del Impuesto Global Complementario o personas no residentes en el país contribuyentes del Impuesto Adicional. Ello quiere decir que el 90% de las empresas podrá optar entre el sistema semi integrado o de renta atribuida, mientras que el 10% deberá acogerse obligatoriamente al sistema semi integrado.

Se propone además un conjunto de medidas para facilitar el cumplimiento tributario en ambos regímenes, entre ellas la reducción del número de registros contables y la simplificación de la imputación de los créditos por rentas provenientes del exterior.

“Quedaron conviviendo dos sistemas generales de tributación a opción del contribuyente que no sucede en ninguna parte del mundo”, sostiene Pelegri.

Corregir el IVA en materia inmobiliaria

El aumento en el IVA en las viviendas sobre 2.000 UF a partir del próximo 1 de enero de 2016 gatilló este año una oleada de compras de inmuebles para evitar pagar mayores impuestos.

“El 2016 veremos el fin del efecto provocado por la reforma tributaria, que generó un importante adelantamiento de compras. Por lo tanto, la actividad inmobiliaria tenderá a volver a niveles de normalidad, ya que, por ejemplo, pensamiento que en el Gran Santiago de todas formas se van a comercializar 34.000 viviendas”, explicó Javier Hurtado, gerente de estudios de la Cámara Chilena de la Construcción.

En este contexto, el cambio legal introduce precisiones para garantizar que las viviendas que reciben un subsidio del Ministerio de Vivienda no paguen IVA, al igual que las operaciones de leasing.

Además, las promesas de compraventa estarán exenta del pago del IVA independientemente del año en que se firme, lo que es cuestionado por los especialistas que aclaran que en las promesas no hay transacción sino que sólo se adquiere un compromiso legal.

Según Hacienda, “el IVA se pagará en el momento en que se concrete la compra, lo que simplificará la aplicación del impuesto, disminuyendo los costos de cumplimiento”.

Para Hurtado, el cambio legal tendrá un “impacto marginal” en las ventas de viviendas, porque “básicamente lo que hizo es mejorar algunos aspectos de aplicación que vimos que habían problemas en la ley y tiene que ver en cómo se aplica”.

El tercer aspecto que considera el proyecto de ley consiste en precisar que la norma antielusión no incluye los casos en que los “elementos esenciales para determinar sus efectos tributarios se encuentren fijados con anterioridad a la citada vigencia, tomando los resguardos necesarios para evitar que esta precisión se constituya en una ventana de potencial elusión”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: