Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de abril, 2018

Juan Carlos Bustos, el disidente de la FECh que coordina nueva agrupación de la centroderecha universitaria

Autor:

Sebastián Edwards

Simpatizante de Chile Vamos, el secretario ejecutivo de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile se desmarca de la línea ideológica del resto de la mesa. Es antimarchas y ya comenzó a coordinar a dirigentes de distintas universidades para ser contrapeso a la izquierda en la Confech.
Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Dirigentes universitarios de centroderecha de distintas universidades, como el Movimiento Gremial y Solidaridad de la UC; Podemos Más, de la Universidad del Desarrollo; representantes de la Universidad Adolfo Ibáñez, de Viña del Mar, de la Finis Terrae; y de la Universidad Autónoma, fueron contactados hace unas semanas por Juan Carlos Bustos, secretario general de la Fech.

Este estudiante de Derecho, de 23 años, es considerado un “bicho raro” dentro de la federación. Es el único integrante de la mesa -que lidera Alfonso Mohor, del Movimiento Autonomista- que se identifica con la centroderecha. Se declara contrario a los paros, a las marchas y critica la “utilización por parte de la izquierda” de las movilizaciones, como la realizada el pasado 19 de abril. “Todos los estudiantes de izquierda salieron a marchar y se nota que tienen una buena coordinación, pero no tienen motivos para salir a la calle”, señala Bustos a “El Líbero”.

Y ante esta capacidad de organización que ve hace años “en la vereda del frente” es que consideró necesario que su sector debía hacer algo.

Así fue como este viernes, un grupo de dirigentes de diversas casas de estudios, tenía agendado un encuentro para delinear la coordinación de la centroderecha universitaria. Esperan realizar reuniones cada 15 días, generar una agenda propia y ser, según explica el estudiante, “el contrapeso de la izquierda en la Confech”.

Bustos cuenta que la idea es que la agrupación, que reunirá a diversas corrientes del sector, sea lo más “horizontal posible para evitar los personalismos” y lograr una “verdadera unidad”.

Insultos del resto de la mesa por WhatsApp por criticar la marcha

Luego de estudiar en el colegio Alicante del Rosal, en Maipú, Juan Carlos Bustos no tenía muy definida su vocación. Primero, quiso dedicarse a los estudios de técnico en construcción, pero con el paso del tiempo comenzó a interesarse en la historia y en el área humanista. Y eso despertó otra vocación: su atracción por el debate y la discusión política, que lo llevó a estudiar Derecho.

“Mi entrada en la política fue rápida e intensa desde el principio. Me metí, y a las pocas semanas estaba ayudando en una lista del centro de alumnos, obviamente como relleno y en un cargo más bajo”, cuenta recordando sus inicios. “Me gustó mucho el ambiente de defender las ideas. De la noche a la mañana llegué a estar a la cabeza de un movimiento que era importante en la universidad y que tenía muchas opciones de estar en la federación”.

En su familia nadie se ha dedicado a la política, sí tienen opiniones diversas y cada uno aporta con un tema. “Debo ser el pionero en marcar pauta en lo que es la política”, relata.

Me gusta el proyecto de Chile Vamos. Lograron superar la barrea de ser un pacto electoral y convertirse en una coalición política que funciona. Es algo que me gustaría que se pudiese replicar en el movimiento estudiantil”.

Más que figuras públicas que admire, Bustos señala que prefiere tener como referente a los proyectos. “Me gusta Chile Vamos, en general, y los distintos partidos que lo componen. Lograron superar la barrea de ser un pacto electoral y convertirse en una coalición política que funciona, que es operativa, y es algo que me gustaría que se pudiese replicar en el movimiento estudiantil”.

Cuenta que ha sabido convivir con sus compañeros de otro color político. Dice que “a título personal” la relación no es mala. Algo que cambia cuando entra la política. “Es muy difícil trabajar cuando hay cuatro tipos de izquierda que se pelean entre ellos por quién lleva la batuta”, señala. Incluso, luego de su decisión de no asistir a la pasada marcha -y criticarla públicamente- recibió insultos del resto de la mesa, por WhatsApp. “Pero eso ya quedó arreglado”, dice con algo de resignación.

Ese mismo día, él y otros integrantes de la Centro Derecha Universitaria (CDU) se reunieron con el presidente de RN, Mario Desbordes, en una de las salas de la federación.

“Hablamos de los desafíos del sector, de cara a lo que es el mundo universitario y el mundo parlamentario. Queremos convertirnos en un sector que pueda enfrentar a la izquierda, que pueda disputar un espacio en todas las universidades. Hay que tratar de llegar a todos lados con un discurso claro y con una unidad coordinada”, subraya.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: