Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 18 de noviembre, 2014

Historiador Salazar acusa que el Partido Comunista creó fachadas para esconder vinculación con la U. Arcis

Autor:

Uziel Gomez

Comisión investigadora citó para el próximo lunes al ministro Eyzaguirre, y a los comunistas Claudia Pascual (Sernam) y Marcos Barraza (Previsión Social).
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Gabriel Salazar, Premio Nacional de Historia en 2006 (el mismo año en que lo despidieron de la Universidad Arcis tras 20 años como académico, decano y director) expuso ayer durante 58 minutos en la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, y su declaración tuvo dos mensajes esenciales: El Partido Comunista sí estuvo vinculado a la casa de estudios; y la llegada del PC y del empresario Max Marambio en 2004 al directorio tras aportar $1.000 millones, a través de la inmobiliaria Libertad S.A., significó el término del tipo de proyecto educativo que inspiró la creación de la universidad en 1985.

El historiador, quien además demandó  a la universidad por casi $30 millones por despido injustificado, no pago de indemnizaciones ni cotizaciones previsionales, y ganó en todas las instancias judiciales, dijo que el PC se escuda en fachadas y tecnicismos legales para negar su vinculación con la universidad, como ha reiterado su presidente Guillermo Teillier y la diputada Karol Cariola, miembro de la comisión investigadora, entre otras autoridades comunistas.

El ex decano de Filosofía y Educación de la Arcis comparó la actuación del Partido Comunista en la universidad, con las violaciones a los derechos humanos cometidas por militares, en el sentido de que de la justicia condena a las personas que cometieron delitos, y no a la institución que está detrás.

“La justicia no puede hacer nada contra las FF.AA. Los criminales son individuos, las FF.AA. no son criminales. Esto se parece  mucho en relación al Partido Comunista, claro, porque de acuerdo a los papeles y los contratos no aparece el Partido Comunista, aparecerá la fundación Ical u otra,  pero el Partido Comunista no aparece. Todos sabemos que los tecnicismos son tecnicismos, y  que en política se opera con una cantidad  de fachadas técnicas para ocultar otras cosas que son la esencia  del problema. Todos los sabemos. Por eso creo que el PC, como tal, no ha participado de la Arcis, como tal, como tal no ha lucrado, pero a través de todos los avatares, de las estructuras políticas de este país que son múltiples, y actúan por diversos conductos detrás de diversas fachadas, creo que sí el Partido Comunista, no el legal. La entelequia, la fuerza real sí, creo que sí, no en lo formal, no. Depende de qué  nivel de lenguaje hablemos, si es nivel de historiador digo sí, si es a nivel de legalidad, no”.

Marambio: “Vas a perder tus dientes aquí mismo”

Salazar relató que tras al millonario aporte a la universidad, el PC puso de directores de la corporación a su secretario general Juan Andrés Lagos –quien renunció el miércoles pasado como asesor del ministro del Interior tras proferir insultos contra el diputado José Antonio Kast-, y a Daniel Nuñez, actual diputado; y que Marambio colocó a su hermano y a otra persona de su confianza.

“Los dos nuevos inversionistas tomaron el control del directorio. Todos hablábamos que los nuevos inversionistas eran el Partido Comunista y Marambio”, señaló el Premio Nacional de Historia.

Muy pronto comenzaron los problemas porque despidieron a muchos académicos y directivos, como el secretario general de la casa de estudios, Roberto Celedón, por razones ideológicas y políticas para tomar el “control total”.

“Se desequilibraron las relaciones humanas internas de la universidad. Hasta allí había comunidad equilibrada, dialogante, y se produjeron procesos disruptivos complejos. Se desestabilizó la confianza interna, se crearon situaciones de animadversión. Esa política de intervencionismo, nepotismo, y con desconocimiento de la democracia, me pareció mal en un período de conflicto con los nuevos grupos que se incorporaron”, indicó el intelectual y ex mirista.

Incluso, en una reunión de directorio, el presidente del mismo, Max Marambio, hizo una “arenga militarote en que me acusó de querer destruir la universidad y me dijo: ‘Si sigues en esa posición vas a perder todos tus dientes aquí mismo’. Me irritó profundamente”. Poco después se decretó la disolución de la Facultad de Filosofía y Educación que Salazar dirigía, lo que obligó su salida.

Al ex GAP lo califica de tener un “poder arbitrario, muy dominante y militarote” en la Arcis; y sostiene que  no entendió las razones para crear la inmobiliaria Libertad S.A. que se terminó quedando con las propiedades  de la casa de estudios. “Era una figura compleja, poco clara e intuitivamente me parecía que la universidad no iba a beneficiarse con ella”, afirmó.

Sobre el debate de si el PC lucró o no, que es una de las principales aristas que investiga la comisión de la Cámara de Diputados, Salazar afirmó que desconoce si ello ocurrió porque lo despidieron en 2006, pero que “si Marambio entró allí, y el es un capitalista, lo más probable es que él lucró”.

El crítico informe de la CNA sobre la Arcis

Otra de las invitadas a la comisión investigadora fue Paula Beale, secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), para explicar los procesos de acreditación que tuvo la Arcis en 2010 y 2012, que vence este mes y que le significará a la universidad perder ingresos fiscales por más de $1.700 millones. Presentación de la CNA en comisión investigadora U. Arcis

La CNA le entregó la acreditación pese a que la casa de estudios tenía una larga lista de falencias académicas, de gestión institucional, financiamiento e infraestructura, y que llevó a la consultora externa Feller-Rate a concluir en 2012 que la universidad no era sostenible en cinco años más (2017) porque su situación financiera era “débil. La gestión económico-financiera de la institución no sustenta el proyecto educativo”, señala la presentación de la CNA.

Entre las fallas detectadas, están que tiene una “situación de estrechez y fragilidad económica”; cartera de deudas por cobrar por $7.800 milllones; asimetrías en las condiciones de las sedes y en las salas de profesores, sales de estudio, talleres, material bibliográfico, recursos tecnológicos y laboratorios; falta de homogeneidad de la docencia; reducido e insuficiente número de docentes; baja participación y carencias en servicios hacia los estudiantes: incipiente nivel de desarrollo de la investigación; y en inversión en infraestructura y equipamiento se observó un menor avance de acuerdo a los compromisos asumidos, entre otros.

Ministros Eyzaguirre y Pascal y subsecretario Barraza, citados a comisión

Los miembros de la comisión, que es presidida por Diego Paulsen (RN), votaron a favor de que en la próxima doble sesión del lunes 24 de noviembre asistan el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre;  la ministra comunista del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Claudia Pascual, y el subsecretario de Previsión Social, también del PC, Marcos Barraza, ambos ex directores del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL), centro de estudios del Partido Comunista, que tuvo diversos vínculos económicos con la Arcis y que administró los más de US$ 9 millones que envió a la universidad en 2008 el gobierno del entonces Presidente Hugo Chávez.

'; $('.singleContent .wysiwyg p:first').after(banner);
Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: