Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 27 de diciembre, 2015

Economista Joseph Ramos: “Medio punto de crecimiento menos se debe solo a la actitud de retroexcavadora”

Autor:

Uziel Gomez

Durante los primeros tres años de gobierno de Bachelet el crecimiento bordeará, en promedio, el 2%, una cifra que no se veía en las últimas cuatro décadas en nuestro país. El profesor de la U. de Chile pide que se restablezcan las confianzas para inversionistas y consumidores.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Informe de Política Monetaria (IPOM) del Banco Central que estimó un rango de crecimiento económico de 2% – 3% para el próximo año ha generado una polémica sobre el optimismo del ente que dirige Rodrigo Vergara, en circunstancias que el realismo muestra una persistente baja de la economía.

De hecho, durante los tres primeros años del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, la economía crecerá en torno a un magro 2%, dado que en 2014 se incrementó en 1,9%, y este año 2,1%.

Nueve de los 10 indicadores económicos más relevantes del país en 2016 fueron ajustados a la baja por el BC en comparación con su último IPOM de septiembre pasado. “Debemos estar preparados para enfrentar un escenario más complejo”, admitió Rodrigo Vergara en su exposición ante la comisión de Hacienda del Senado.

En este contexto, “El Líbero” conversó con Joseph Ramos, profesor y ex decano de Economía de la Universidad de Chile y presidente de la comisión asesora presidencial para la competitividad.

-¿Cuál es su mirada sobre la polémica de “optimismo versus realismo” que se ha instalado con el IPOM?

-Hay una discusión de si es realista u optimista, pienso que es muy razonable y el rango entre 2% y 3% depende del ministro de Economía y de Hacienda. Si hacen la pega bien quizás nos podamos acercar a 3%, si no lo hacen tan bien, a alrededor de 2%, si lo hacen mal menos de 2%.

-¿Por qué le otorga tanta relevancia a lo que hagan los ministros de Hacienda y Economía en el crecimiento económico?

-Creo que la política económica importa, y no son solo ellos dos. Me refiero a que si se logra revertir el clima de pesimismo, reducir incertidumbres, mejorar confianzas, generar consensos, lo que  va más allá de Hacienda y Economía, pueden romper este círculo vicioso en que estamos empantanados, en que nadie gasta por temor  y por consiguiente el año es malo. Creo que por eso ese rango es una de las razones por lo que se justifica. Esto no es escrito en el Monte de Sinaí sino depende de lo que hagamos.

-¿Qué opina sobre las estimaciones de inversión y consumo del Banco Central?

-Se sinceraron bastante las cifras del cobre, que las proyecciones anteriores eran bastante elevadas. Es cierto que el comité de expertos para fines de este año habló de un cobre a US$2.98, el promedio de 10 años. Dado el deterioro del cuadro externo no es de extrañar que se haya bajado la proyección de crecimiento en medio punto.

-¿Ve crecimiento incluso bajo 2% en 2016?

-Es posible. Parte del crecimiento depende de cuán bien lo hagamos. En primer lugar el Gobierno, que tiene el liderazgo, pero también el sector privado y el resto de la sociedad. La discusión de la reforma laboral puede ir para bien o no tan bien, la reforma constitucional se puede encausar bien o mal. Mal es si todo es concebible, lo que eleva mucho la incertidumbre, si uno encausa y enfoca la discusión en tres o cuatro puntos centrales ayudarán mucho a limitar las incertidumbres. Creo que una actitud dialogante en las propuestas de ley por parte del Ejecutivo, donde se procure tomar en cuenta los puntos de la oposición y no seguir con retroexcavadora o aplanadora, contribuiría.

Ramos: “Temo que si el crecimiento es 2% el desempleo puede crecer un punto más”

-Las empresas se han endeudado en forma importante, la construcción estará más débil en 2016 y las exportaciones no repuntan. ¿Qué sector podría ser la locomotora de la economía?

-Un mayor consumo. No vamos a tener una locomotora. Los consumidores están muy cautos. Los inversionistas no pueden estar más cautos. La inversión está rondando 0% de incremento en 12 meses. Si se mejora el clima creo que la inversión y el consumo pueden subir. Las exportaciones van a tener un tipo de cambio más alto pero es cierto que mientras América Latina está estancado es difícil exportar, y China se está desacelerando.

-¿Cómo ve el mercado laboral?

-Creo que no vamos a tener la misma suerte de este año. Si el crecimiento fuera 2%, como este año, creo que no se repetirá una cifra baja de desempleo. Mi interpretación es que las empresas creían que las ventas iban a ser más altas (3-3,5%) y contrataron personas para ese escenario y lo que falló fue la demanda. Si esa hipótesis es correcta, no que vayan a despedir a la gente, pero la expansión de 2016 se puede hacer bien con la gente que ya contrataron este año sin tener que contratar muchos más. Temo que si el crecimiento es 2% el desempleo puede crecer un punto más. Si creciera 3% tal vez no subiría el desempleo.

-¿Cuál cree que será el crecimiento en 2016?

-Creo que el rango puede ser 1,8%-2,8%. Si permanecemos en el ambiente en que estamos en la actualidad, si no se revierten las confianzas y no se reducen las incertidumbres, temo que el crecimiento estará en torno a 2%.

-¿Chile podría entrar en recesión en 2016?

-No lo veo. El debate está en que el ritmo de crecimiento es débil y seguirá en 2% o será un poco más fuerte, 3%. Puede ser incluso más débil que 2%, 1,7-1,8%. El año que viene no está sellado, depende mucho de nosotros y el cuadro externo.

-Vamos a completar tres años creciendo al 2%. ¿Qué opina de eso?

-Es un desempeño pobre. Estoy plenamente insatisfecho con eso, no sólo como presiente de la comisión presidencial de productividad. Llevamos 15 años con productividad que no crece nada. Podemos más. El PIB potencial hasta el año pasado era 4,3%, y ahora se habla de 3,8%. No lo estamos haciendo bien.

-¿Cuáles son las razones de tener tres años seguidos creciendo al 2% durante este Gobierno?

-Bueno, la primera razón, la más importante, sin lugar a dudas es la desaceleración china. Un segundo factor es de origen interno, aunque de menor monto. Creo que la discusión política ha ido generando muchas desconfianzas, algunas que no tienen que ver con la discusión, corrupción, hace que la gente se ponga más crítica, hay ambiente más pesimista. Creo que la actitud innecesariamente confrontacional en vez de una búsqueda activa de consensos jugó un papel importante. El medio punto de crecimiento menos se debe solo a ese factor, la actitud de retroexcavadora en vez de búsqueda de consenso. En los factores internos tal vez hay un punto menos de crecimiento y los externos 1,5%-2%.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: