Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 10 de julio, 2018

Allamand post cumbre con oposición en casa de Chadwick: “Hubo consenso en iniciar una nueva etapa”

Autor:

Mariela Herrera

El senador RN relata lo que se concluyó en la cita del domingo, que fue solicitada por representantes de la ex NM. "Se trata de darle fluidez al trabajo parlamentario y no seguir enfrascados en una pelea que no conduce a nada", señala. Similar mirada tienen los senadores de la oposición, quienes esperan que en la Cámara Alta "se encauce el diálogo" y "se avance en establecer las prioridades legislativas".
Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Fue una reunión muy tranquila, constructiva, donde tratamos de dejar de lado los actos de la última semana”. Esa fue la frase que se repitió entre los senadores -jefes y subjefes de comité del oficialismo y oposición- que asistieron, el domingo en la noche, a un encuentro con los ministros de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel y del Interior, Andrés Chadwick. 

Hasta la casa de este último, que en estos días se desempeña como vicepresidente de la República, llegaron Víctor Pérez (UDI) y Andrés Allamand (RN) por Chile Vamos. En representación de la oposición asistieron los senadores del PS Rabindranath Quinteros y José Miguel Insulza; Guido Girardi del PPD; y de la DC, Jorge Pizarro y Yasna Provoste.

El principal objetivo de la cita, acordada el miércoles pasado, fue dejar atrás el debate entre “sequía legislativa” y “bloqueo legislativo”. Y enfocarse en la coordinación de los proyectos donde hay más coincidencias.

“Se trataba de terminar con estas guerrillas de acusaciones que no conducen a nada. Y creo que la ciudadanía no se merece el espectáculo”, afirma Quinteros, jefe del comité socialista. Además, sostiene que “todos hicimos mea culpa, nosotros y ellos (oficialismo)”. En tono de broma añade que “parecíamos obispos pegándonos en el pecho”.

Similar visión entrega Insulza: “La reunión fue muy tranquila y agradable. No hubo ese tipo de discusiones de ‘yo te dije, tú me dijiste’. Eso no pasó”. Asimismo, el senador Girardi relata que la idea es que, a partir de esa reunión, “se encauce la conversación gobierno-oposición en el Senado y se pueda avanzar en establecer las prioridades legislativas y mayor diálogo para ver los distintos proyectos”Si bien no quedó fijado otro encuentro de manera oficial, los legisladores sostienen que podría generarse durante los próximos 30 días. Y agregan que quedaron “en línea directa” con el ministro Blumel.

En conversación con “El Líbero”, el senador Andrés Allamad (RN), profundiza sobre la cita del domingo.

-¿Cómo surge esta reunión entre el oficialismo y la oposición?

-La iniciativa surgió de los comités de oposición que tenían interés en establecer una conversación franca, llana y abierta con las autoridades de gobierno, de manera que nos solicitaron al senador Víctor Pérez, de la UDI y a mí, que la gestionáramos. Se lo plantemos al ministro Chadwick y Blumel y ambos se mostraron dispuestos en tener esta conversación. Y que se inscribe dentro de la política general del gobierno que es buscar la mayor cantidad de acuerdos posibles con la oposición.

-¿Con esto se intentó dejar atrás las tensiones y las acusaciones cruzadas?

-Hay un convencimiento en el Senado, tanto en las fuerzas de gobierno como de oposición, que mantener un esquema de tensión y de discusiones permanentes es inconveniente para el sistema político y, en general, para las relaciones que deben existir en un régimen presidencial entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Esto debiera expresarse en la construcción de una agenda de tramitación conjunta de los proyectos, donde estén los que le interesan al gobierno y, ciertamente, también a la oposición”.

-¿La reunión fue liderada por los ministros o cada senador dio su parecer sobre lo que ha pasado respecto a la agenda legislativa?

-El ministro de Interior fue quien lideró la reunión y, una vez que hubo consenso respecto a la necesidad de iniciar una nueva etapa, pasamos a hacer una revisión de algunos de los proyectos más importantes que existen hoy en día en tramitación legislativa. También vimos la necesidad que los presidentes de comisiones respeten las urgencias que se establecen y hubo un intercambio de ideas realmente fructífero.

-¿Y cómo debiera concretarse a futuro este diálogo?

-Esto debiera expresarse en la construcción de una agenda de tramitación conjunta de los proyectos donde estén los que le interesan al gobierno y, ciertamente, también a la oposición. Se trata de darle fluidez al trabajo parlamentario y no seguir enfrascados en una pelea que no conduce a nada, que perjudica tanto al gobierno como a la oposición, y que aumenta el desprestigio del Congreso.

-¿Cuáles fueron los temas a los que decidieron darle prioridad?

-Vamos a revisar hacia adelante las distintas prioridades legislativas. Esa conversación, que va a estar a cargo, en representación del gobierno, del ministro Blumel, se tratará de ojalá generar un cronograma y una proyección de lo que debiera ser el trabajo colegislativo en los próximos meses.

-¿Y cree que se pueda lograr ese objetivo?

-Espero que, a partir de esta reunión, sin perjuicio de que habrá avances y retrocesos, se pueda iniciar una nueva etapa de un trabajo colaborativo entre gobierno y oposición para sacar adelante la agenda legislativa que es una prioridad para nosotros.

“Han ido prevaleciendo las posiciones más moderadas que las más radicalizadas”

-Días antes, algunos de los mismos participantes de la cita, fueron críticos con el gobierno…

-Al final, han ido prevaleciendo las posiciones más moderadas, en particular de José Miguel Insulza, que ese mismo día había planteado públicamente que para la oposición, negarse a colaborar con el gobierno, significaba jugar con fuego. Por lo tanto, tengo la impresión que han ido prevaleciendo las posiciones más moderadas que las más radicalizadas.

-¿Cómo se entiende que los senadores de la ex NM estén más moderados y, por otro lado, una postura más dura del presidente de PS, el senador Álvaro Elizalde, en la votación de Ángela Vivanco para la Corte Suprema? 

-A nosotros no nos corresponde, sobre todo si tenemos interés en generar una buena relación con la oposición, entrar a opinar sobre las evidentes diferencias que ellos tienen. La votación de Ángela Vivanco fue, sin duda, un elemento que mostró una cierta fractura al interior de la oposición, particularmente por el cambio de posición del Partido Socialista. Fue un cambio abrupto y sin fundamento razonable. Pero esas son materias en que no nos corresponde entrometernos.

 

 

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: