Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de abril, 2018

Alicia Bárcena elige a Cuba para realizar principal cita de la Cepal

Autor:

Bastián Garcés

La cercanía de la diplomática con los Castro es pública y reconocida por ella misma. Además, la mexicana es una de las figuras más visibles de las entidades internacionales en manos de militantes socialistas o adherentes a esa tendencia.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Entre el 7 y 11 de mayo se realizará en Cuba el trigésimo séptimo período de sesiones de la Cepal. La instancia es la reunión más importante de la entidad a la que asisten los 44 estados miembros y 12 asociados para discutir sobre las principales materias de desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe. Lo que se sella con la creación de un programa de trabajo para los próximo dos años.

Las gestiones para realizar la reunión en La Habana comenzaron hace dos años en Ciudad de México, durante el anterior período de sesiones. En la ocasión, el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, encabezó la delegación de su país que asistió al encuentro. Y fue el encargado de ofrecer, en representación del gobierno de Raúl Castro, a la isla para ser la próxima sede.

La idea fue finalmente ratificada por la secretaria ejecutiva del organismo, la mexicana Alicia Bárcena a principios de este año en Chile. Hasta la sede central de la Cepal, ubicada en la comuna de Vitacura, acudió Malmierca donde se reunió con la diplomática y sellaron el acuerdo.

Bárcena y su cercanía con Cuba

La realización del próximo período de sesiones del organismo en la isla caribeña no es algo que le incomode a Bárcena. De hecho, la cabeza del organismo ha tenido una buena relación con los dirigentes cubanos.

En 2013, cuando el ex Mandatario cubano, Raúl Castro, estaba en la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), Bárcena se reunió con el Jefe de Estado para manifestarle la disposición de la institución internacional para apoyar el trabajo del país caribeño en la Celac durante ese año.

Tres años después, en 2016, la mexicana generó polémica por la carta en la que la Cepal expresaba sus condolencias por la muerte del líder cubano Fidel Castro. El texto, firmado por la secretaria de la institución, decía que “el rostro presente de nuestro continente lleva impreso en sus rasgos la huella de su presencia, el timbre de su voz, los colores de los sueños que animó” y que era “imposible intentar comprender el siglo XX latinoamericano y caribeño, y el paisaje compartido de estas décadas tempranas del nuevo milenio, sin ubicar a Fidel como protagonista de primer orden”.

En la misma carta, expresaba que el ex Mandatario cubano “lideró un ejercicio de voluntad popular que cristalizó en una Cuba que se erige como evidencia de que es posible abordar los desafíos de presente y futuro sin renunciar a los sentidos esenciales de un proyecto nacional que optó por poner el bienestar integral de sus ciudadanos a la cabeza de sus prioridades”.

Ese mismo año, la mandamás de la Cepal expresó “sería un honor” reemplazar a Ban Ki-moon en el cargo de secretario general de la Naciones Unidas.

Durante su juventud en México, Bárcena fue integrante del Comité de Lucha de la Facultad de Ciencias de la UNAM. “No me siento tan conocedora como para decir que fui marxista, pero pertenecía un grupo en el que creíamos en valores de igualdad y teníamos este sueño de hacer un México bueno, un México nuevo”, recordaba la jefa de la Cepal sobre esa época en una entrevista que dio a la agencia Notimex, en 2009.

Bárcena es una figura querida por la centroizquierda chilena. Y el cariño es mutuo. La secretaria de la Cepal, valoró públicamente las reformas que efectuó el gobierno de Michelle Bachelet. En 2016, la jefa del organismo dijo que éstas respondían a medidas “de larga data que en realidad definen cuál va a ser el pacto futuro”. Uno de los artífices del cambio tributario, de hecho, el ex ministro de Hacienda Alberto Arenas, ingresó a trabajar en la Cepal, en sus oficinas en Vitacura en junio de 2015.

Según el convenio establecido entre Chile y la Cepal en 1954, los funcionarios del organismo internacional están exentos de pagar impuestos directos sobre sus sueldos e indemnizaciones. Esto correría también para los terrenos de la institución ubicados en calle Dag Hammarskjöld. Los más de 46 mil metros cuadrados, avaluados en más de $29 mil millones están exentos del pago de contribuciones.

 Presencia del socialismo en organismos internacionales

La secretaría ejecutiva de la Cepal no es el único puesto importante que está en manos de una persona que concuerda con ideas de izquierda. El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, es un destacado militante del Partido Socialista de su país. De hecho, fue primer ministro de Portugal entre 1995 y 2002. Y fue durante ese período que asumió como presidente de la Internacional Socialista en 1999, cargo que ejerció hasta 2005.

La vicepresidenta de la ONU, la nigeriana Amina Mohammed, también milita en un partido socialista. Mohammed pertenece al All Progressives Congress, que es miembro de la Internacional Socialista. La actual vicepresidente del máximo organismo internacional fue ministra de medioambiente entre 2015 y 2016, durante el gobierno de  Muhammadu Buhari.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue ministro en dos gobiernos del Frente de Liberación del Pueblo Tigray etiope. El partido que se adscribió al marxismo hasta 1991 y que actualmente defiende la autodeterminación del pueblo tigré. Entre 2005 y 2012  fue ministro de Salud, para luego asumir como máxima autoridad de Relaciones Exteriores hasta 2016.

Phumzile Mlambo-Ngcuka, reemplazó de la ex Presidenta Michelle Bachelet en el cargo de directora ejecutiva de ONU-Mujeres. Fue vicepresidenta de Sudáfrica entre 2005 y 2008, durante el gobierno de Thabo Mbeki. Ambos son miembros del Congreso Nacional Africano. Partido de centro izquierda que ha gobernado el país de 1994.

La directora de la UnescoAudrey Azoulay, fue ministra de Cultura entre 2016 y 2017, durante el mandato de François Hollande. Ambos son miembros del Partido Socialista Francés.

Pese a que no milita en ningún partido político, José Graziano da Silva, director general de la FAO tuvo una destacada participación en el gobierno del ex Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. Entre 2003 y 2004, Graziano integró su gabinete como ministro extraordinario de Seguridad Alimentaria y estuvo a cargo de aplicar el programa Hambre Cero.

José Miguel Insulza en la OEA y Michelle Bachelet en la ONU

La izquierda chilena también ha participado  una importante presencia en organismo internacionales. El actual senador José Miguel Insulza, (PS)  fue secretario general de la Organización de Estados Americanos entre 2005 y 2015. El “pánzer”, para poder asumir el puesto tuvo que renunciar al función ministro del Interior del gobierno del ex Presidente Ricargo Lagos.

Luego del término de su primer gobierno, la ex Presidenta Michelle Bachelet fue la primera directora ejecutiva de ONU-Mujeres. Estuvo al mando de la entidad entre 2010 y marzo 2013, época en que decidió iniciar la operación retorno para regresar a La Moneda. Ahora, luego del segundo mandato la ex Mandataria lidera el programa para la Salud de la Familia, la Mujer y el Niño de la OMS.

Otro ex ministro de la administración Lagos que tuvo un paso por el extranjero fue el ex canciller Heraldo Muñoz. El actual candidato para dirigir el PPD fue subsecretario general del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en América Latina y el Caribe entre 2010 y 2014.

El actual agente chileno ante La Haya, Claudio Grossman, no milita en ningún partido pero por su pasado en el Mapu es considerado cercano a la izquierda. Grossman se desempeña como miembro de la Comisión de Derecho Internacional de Naciones Unidas para el período 2017 – 2021.

Otro miembro del gobierno de la Nueva Mayoría que actualmente está presente en un organismo internacional es el ex ministro de Medioambiente, Marcelo Mena. El nuevo miembro del PPD es actualmente gerente de innovación y mercados de carbono del Banco Mundial.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: